viernes, 9 diciembre 2022

La paradoja de Fernando Alonso

«Ha sido una de las mejores carreras de toda mi trayectoria», comento el bicampeón español. «Me voy con la sensación de haber hecho la mejor, seguro, desde hace muchísimos años». Sin embargo, a pesar de las expectativas y de la gran carrera de Fernando Alonso en Austin, nuevamente, todo falló al final. No es la primera vez que se escucha al español esta temporada haber pilotado al mejor nivel de su trayectoria. Es la paradoja en la que se mueve el piloto español esta temporada.

«Estoy contento y confiado en el coche, parece que somos un poco más competitivos en este circuito en comparación a carreras anteriores», anticipaba un optimista Alonso. El MP4-30 recibía varias modificaciones aerodinámicas y la última evolución de Honda («una décima aporta», matizaba al final el piloto español). Con las características de Austin y la posibilidad de que la lluvia igualara prestaciones en términos de potencia, el piloto español esperaba el mejor fin de semana de 2015. «Creo que podremos puntuar». Acertó y falló. Porque faltó muy poco para lograrlo.

Llegó a rodar quinto

El toque con Massa en la primera curva mandó a Alonso a la última posición. Pero una carrera agresiva  y una magnífica estrategia en boxes permitió que Alonso llegara hasta la quinta posición a falta de diez vueltas. «Estar a un minuto del penúltimo en la segunda vuelta y llegar hasta la quinta posición con diez vueltas fue un gran logro. Tras una gran remontada, fue una pena que un problema mecánico nos dejara fuera de la lucha. Por ello, estaba más triste que contento al terminar la carrera».