sábado, 10 diciembre 2022

Hamilton y Mercedes ponen las cosas en su sitio

Lewis Hamilton ha decidido no dejar sitio a la sorpresa en la clasificación del GP de China, que ha dominado con autoridad, como para demostrar a Ferrari y a Vettel que lo de Malasia fue sólo un accidente. Porque Ferrari ha parecido volver a sus 'rasgos humanos', con Vettel tercero a casi un segundo de diferencia del actual campeón mundial. 

Entre ambos, el habitual convidado de piedra, Nico Rosberg, quien parece tener perdida la batalla, al menos esta temporada con Hamilton, aunque en esta ocasión sólo le faltaron 42 milésimas para haber cambiado la historia. Una historia que mañana el británico de Mercedes querrá vivir con más normalidad que en Malasia. 

Williams, a la caza de Ferrari

Y puede que el rendimiento de sus rivales le permita hacerlo. De momento, cuando parecía que Ferrari había dado un salto hacia adelante -el mismo paso que había dado hacia atrás Williams- en esta clasificación Vettel ha estado marcado muy de cerca por los dos Williams (Massa cuarto a dos décima y Bottas quinto a cuatro décimas del alemán) lo que augura batalla mañana durante la carrera. Sexto acabó el Ferrari de Raikkonen. 

Los españoles, mejorables

Esto por la parte alta de la parrilla. porque si miramos hacia abajo vemos en esta ocasión a los tres españoles. El mejor de ellos ha sido nuevamente Carlos Sainz con el Toro Rosso, aunque no ha podido pasar del puesto 14 y ha quedado, además, por detrás de su compañero, Max Verstappen, que partirá una plaza por delante. Sin embargo el madrileño no descarta entrar en el top ten: «Sabemos que tenemos un buen ritmo en las tandas largas y ayer ya mostramos una buena consistencia, por lo que terminar en el top ten sigue siendo nuestro principal objetivo».

En cuanto a McLaren y Alonso, su objetivo era haber entrado en la Q2 tras las buenas sensaciones de ayer, pero sólo dos décimas los han dejado sin poder entrar en la segunda tanda de clasificación. El objetivo para Alonso será acabar la prueba y seguir dando pasos en la evolución del coche. «Hemos ganados seis décimas respecto a nuestros rivales, con lo cual estamos en la dirección correcta», comentó el asturiano que sólo tendrá por detrás a los dos pilotos del equipo Manor. 

En concreto, el otro español, Roberto Merhi, será el que cierre la parrilla de este GP de China, aunque en esta ocasión se han clasificado por méritos propios tras entrar en el porcentaje del 107 % exigido por la FIA para participar. Merhi, a pesar de todo, no estaba contento: «personalmente no estoy satisfecho con mi tiempo de calificación. Podría haber ido mucho más rápido y rebajado mi crono, pero un problema en los libres me impidió montar el neumático blando, así que no llegué a la calificación al cien por cien».