jueves, 9 febrero 2023

Gran Premio de Bélgica F1. Hamilton, de vacaciones en Spa. McLaren…

Rosberg declaraba sentirse un «paso por delante» de su compañero. Hamilton contestó confiado, reconociendo que aún no había puesto las cartas sobre la mesa. El alemán insinuaba que el británico tendría que adoptar sus reglajes si quería estar a su altura. Pero si en Hungría Hamilton sacaba algo más medio segundo a Rosberg el sábado, en Spa fueron seis décimas…

A Hamilton se le cuestionaba ante de la carrera belga sobre su glamoroso estilo de vida durante las vacaciones veraniegas, del que también presumía en Twitter. Rosberg se fotografiaba en Twitter en actitud amorosa con su esposa embarazada. Dos estilos diferentes. Hay quien esperaba en el británico pagara el precio en términos de concentración y eficacia, como fuera el caso de Hungaroring. «Venir de las mejores vacaciones que he tenido en mi vida y ganar fue fantástico…», declaraba al final de la carrera. Parecía que con segundas intenciones…

Por encima de su rival y compañero

Tras el Gran Premio de Bélgica, ha quedado muy claro que solo ante circunstancias excepcionales o aleatorias Hamilton no logrará el tercer título. Su dominio sobre Rosberg fue apabullante en Spa, así como el efecto moral -o desmoralizante- que semejante victoria puede tener para el alemán. En definitiva,  e la tónica media de la presente temporada. En 2014, el británico ganó seis de las siete últimas carreras de la temporada. En 2015…

Ni ferrari, ni Williams… Podio de Lotus

Mercedes ha confirmado el poderío de sus propulsores en Spa de manera aplastante. Incluso un equipo sin medios económicos como Lotus logró subir al podio con Grosjean. Queda claro una vez más que nadie que no cuente con el motor del fabricante alemán puede aspirar a lograr el título a corto y medio plazo. Cuando Helmut Marko se echaba las manos a la cabeza ante el abandono de Ricciardo -ganador del año pasado-, se antojaba que la relación con Renault es cuestión ya de soltar lazos mutuos. Un motor alemán espera al equipo austríaco para 2015. Ferrari también confirmó en Spa que no es rival para Mercedes esta temporada, jugando con el atajo de exprimir los neumáticos para maquillar la desventaja con Mercedes. Salió el tiro por la culata. Veremos la siguiente carrera, en Monza.

En este contexto, y dada la imagen ofrecida por McLaren en el Gran Premio de Bélgica ¿Alguien cuenta que Fernando Alonso y su equipo ofrecen argumentos para luchar por el título el próximo año? Ya no se trata de que Spa, por sus características,  fuera el «anticircuito» para McLaren. Se trata de la sideral distancia que separa al monoplaza británico siquiera de poder aspirar al podio. Y también de comprobar  si Honda y McLaren cuentan con suficiente plazo temporal para cambiar el panorama de forma radical en abril de 2016. Porque la imagen del equipo británico fue tan patética en Spa, que surgen dudas más que razonables al respecto.

La suerte en contra de Sainz

La suerte tampoco acompañó a Carlos Sainz en una de sus pistas favoritas. Una séptima y octava posición hubiera estado perfectamente a su alcance de no mediar otra avería mecánica por cuarta vez consecutiva. Afortunadamente, el piloto español sigue dejando los sábados suficientes mensajes para confirmar un talento y consistencia que no puede trasladar al casillero de puntos. Mientras tanto, Verstappen sigue derrochando en la pista su frescura para romper con ideas preconcebidas a la hora de adelantar en cualquier lugar y circunstancia.

En cuanto a Roberto Merhi, volvió a cumplir al derrotar a Stevens. Los pilotos de Manor luchan entre sí. Los McLaren, contra los Manor. Quién lo iba a decir…