lunes, 4 julio 2022

¡¡¡Hay pelea!!!

Parece que Ferrari va en serio esta vez, y que tras tantos amagos que no llegaron a nada, ahora la Scuderia está dispuesta a pelear con Mercedes cada carrera. Y no sólo en una lucha de sus dos 'primeros espadas' -Hamilton y Vettel- sino que también los segundos pilotos quieren dar guerra. Asi se ha visto en el circuito de Bahrein, donde, es cierto, la victoria volvió a ser para Hamilton… Pero con mucha menos comodidad que antes.

Hamilton, que ha ganado tres de las cuatro carreras disputadas, ha dominado la prueba casi de principio a fin; pero no ha tenido ese control abusivo que hemos visto en otras ocasiones. Tal vez porque en esa pelea se han sumado nuevos actores que le dan un punto más de emoción. Por un lado en Mercedes, Rosberg parecía dispuesto, por fin, a pelear en todo momento, tal vez para demostrar ese carácter que sólo le sale en las ruedas de prensa para protestar ante la actitud de Hamilton.

Raikkonen se suma a la lucha

Y en Ferrari, a Vettel se le unía, desde la salida Raikkonen, con una estrategia diferente, que obligaba a los de Mercedes a tener qiue controlar a los dos Ferrari. Y la estrategia de Raikkonen, unido a su magnífico pilotaje se mostró como la estrategia buena, por delante de la de su compañero, que sólo pudo ser quinto por detrás de Valtteri Bottas. 

Por delante, Hamilton controlaba plácidamente mientras veía cómo Rosberg y Raikkonen se iban a jugar el segundo escalón del podio. Un escalón que finalmente obtuvo Raikkonen, que en su cabalgada puso nervioso a Rosberg hasta que éste la pifió en las últimas vueltas. Y el finlandés de Ferrari volvía al podio; y podría incluso haber puesto nervioso a Hamilton… Pero la faltaron vueltas. 

Mercedes no lo tiene tan fácil

Dominio, por tanto de Hamilton y Mercedes, que parecen lanzados de nuevo hacia el título, aunque la evolución de la escudería roja no les va a permitir dormirse en los laureles. Una pelea que al menos ofrece emoción y no las anestesiadas carreras a las que parecíamos abocados al empezar la temporada. Todo cambia muy rápido y tal vez para Barcelona tengamos más sorpresas. 

Alonso, a un puesto del milagro

Entre ellas podría estar un nuevo avance de los McLaren, que en Bahrein también han dado un paso adelante (al menos el de Alonso, porque Button no pudo correr). El ovetense acabó en el puesto número 11, a punto de entrar en los puntos. Y además, tuvo buenos momentos, como una lucha con Raikkonen para conseguir desdoblarse. Alonso es optimista, y poco a poco parece que los acontecimientos van poniendo de su parte. En Montmeló, esperemos, puede dar un salto para colocarse en la zona media de la parrilla. 

Y otro que debe dar un salto es Carlos Sainz, quien tras dos grandes carreras tampoco pudo puntuar en Bahrein. El motor del Toro Rosso no era suficientemente rápido en este circuito, y la tarea de puntuar parecía complicada. Pero además al madrileño se le puso todo en contra en la vuelta 32, cuando tuvo que abandonar por una rueda mal ajustada en boxes. En Barcelona, Sainz volverá a pelear.

En Barcelona, más pelea

El tercer español también espera pelear en Barcelona, donde aún no tiene confirmada su presencia. Roberto Merhi no pudo hacer más que terminar, en última posición y por detrás de su compañero de equipo, quien parece tener un coche más afinado que el suyo.

La Fórmula 1 llega a Europa y en Montmeló se verá el siguiente asalto en este duelo que protagonizan Mercedes y Ferrari, un duelo que aumenta el interés por una competición a la que ya le hacía falta emoción. A ver si en Barcelona se suman más equipos a la pelea. Lo disfrutaremos todos.