lunes, 8 agosto 2022

Fernando Alonso. La “mejor carrera”, el peor resultado

Una carrera bastante agónica

Pocos creyeron que los pronósticos de Yasuhisa Arai se hicieran realidad. Según el técnico nipón, la nueva evolución del propulsor de Honda que se presentaba en Spa podría igualar al motor de Ferrari. Si había avances, brillaron por su ausencia. “Nuestro déficit de motor es importante y en circuitos como este toca sufrir”. Y cómo se sufrió.

Con Button a un segundo de su inmediato antecesor en los entrenamientos del sábado, solo con los dos Manor por detrás, con tres paradas en boxes y doblados los dos monoplazas en carrera, con Vettel por delante en la clasificación a pesar de haber reventado su neumático…“Después de la salida ya no teníamos el ritmo, como ya se sabía, y fuimos cayendo hacía atrás”, explicaba después de la prueba Fernando Alonso. El vuelta a vuelta de la carrera era realmente crudo.

Sin embargo, el piloto español relativizaba la falta de potencia del MP4/30 para centrarse en las sensaciones generales del monoplaza,“pero creo que el rendimiento ha sido mejor de lo esperado. El coche ha ido muy bien durante la carrera, se comportó bien con los dos neumáticos. Teníamos algo de miedo de que fuera una carrera difícil por el viento, pero el comportamiento del coche fue bueno, aunque nos faltaba bastante potencia en las rectas”.

Alonso contento con “su” carrera

Paradojas de la vida, Alonso se sentía más que satisfecho de su rendimiento personal, (“Hice mi mejor salida desde 2004”) en claro contraste con el resultado final y la imagen de los monoplazas británicos en la pista. “Seguramente haya sido mi mejor carrera en Spa. Es así. Aunque no sea la mejor posición, he sacado 40 segundos a Button, que hizo la pole y ganó la carrera aquí hace tres años. Con 44 vueltas, he conseguido sacarle un segundo por vuelta con el mismo coche. Así que me quedo con esto”. Sin embargo, el piloto británico se quedaba con la realidad. “El ritmo no es bueno de todas formas, como se pudo ver con Fernando terminó 36 segundos por detrás del monoplaza anterior, y eso que decía que iba bien”.

“Preparar el año que viene” es la canción que se le escucha permanentemente a Fernando Alonso. 2015 ha puesto en evidencia hasta qué punto Honda estába crudo como fabricante para su asalto a la Fórmula 1. Ahora, cada gran premio es una larga sesión preparatoria para 2016. Pero si el objetivo es luchar por el título en 2016, cuesta apreciar que se estén logrando suficientes progresos a estas alturas como para rivalizar con Mercedes el próximo año. De puertas para adentro en McLaren quizás sean conscientes de cuáles son esos avances. Hacia el exterior, hace falta ofrecer otra imagen para poder creerlo.

“Las expectativas en Monza son las que son. Son seis curvas y lo demástodo rectas…”. Estamos avisados.