La vida sigue igual... o peor
PREVIO G.P. DE CANADÁ DE FÓRMULA 1 2014

La vida sigue igual... o peor

La llegada al circuito de Notre Dame aumentará más si cabe la formidable ventaja de Mercedes. Sólo la pelea entre Rosberg y Hamilton puede poner un poco de emoción.

Javier Rubio

Javier Rubio Twitter

5 de Junio 2014 08:52

Comparte este artículo: 0 0

«Hemos sido amigos durante mucho tiempo, y como amigos hemos tenido nuestros altibajos, hoy hemos hablado y estamos bien, todavía amigos, #noproblem». La semana pasada, Lewis Hamilton se descolgaba en Twitter con el siguiente mensaje tras, al parecer, haber 'fumado la pipa de la paz' con Nico Rosberg. Veremos hasta qué punto dura la tregua, si es sincera, o si ha sido forzada por los responsables de Mercedes tras el turbulento Gran Premio de Mónaco.

De Montreal en adelante, la relación entre los dos pilotos de Mercedes se verá sometida a intenso escrutinio. Sin duda, la lucha por el título será titánica, aunque posiblemente sea en adelante más subterránea de lo vivido en Mónaco. Para Niki Lauda y compañía, la imagen dada por sus pilotos en la última carrera fue lamentable ante la cúpula de Mercedes y sus patrocinadores. Ya avisó el austríaco que dejaría pasar unos días para hablar con el británico. El pasado viernes llegaba su mensaje de Twitter... ¿Relación causa efecto?

Terreno ideal para Mercedes

Por lo demás, parece que la Fórmula 1 vuelve a cánones más tradicionales para Mercedes. El trazado monegasco se presentaba como una oportunidad para Red Bull de recortar diferencias con el monoplaza alemán. Efectivamente, entonces sólo fueron seis décimas de ventaja para el W05 frente al segundo como mínimo de la mayoría de trazados visitados hasta el momento. En Montreal, un circuito de potencia y violentas frenadas, la vida volverá a ser igual. O peor.

Circuito de muy elevadas velocidades punta y fuertes deceleraciones -el de mayor energía de frenada requerida del campeonato-, de poca carga aerodinámica, volverá a ser terreno ideal para Hamilton y Rosberg. En particular para el británico, pues quizás sea éste uno de sus trazados favoritos, donde consiguió su primera victoria en 2007 y a las que añadiría luego dos más. 

De nuevo, como tantas veces se ha demostrado esta temporada, el resultado de los entrenamientos ha sido clave en el duelo entre ambos, de modo que el sábado será clave para saber quién puede lograr la victoria. En esta ocasión, es fácil apostar porque Lewis Hamilton le devuelva la pelota al piloto alemán. Buena noticia sería para el campeonato.

Tan sólo un error de pilotaje o de fiabilidad puede apartar a los pilotos de Mercedes del séptimo triunfo, aunque ojalá se produzca a través de otra intensa rivalidad como la de Mónaco. Aunque seguro que será menos polémica.

Ferrari, sin expectativas

Cuando Fernando Alonso llegó a Montmeló echó balones fuera para siquiera un posible podio en Cataluña, y rechazó marcar ningún gran premio como referencia para Ferrari, partidario de no crear expectativas que nunca se cumplen. Pues bien, al día siguiente, Luca de Montezemolo marcó Montreal como una de esas referencias para su equipo. Una forma de meter la pata o, por el contrario, de meter una deliberada presión a los integrantes de la Scuderia.

«En Mónaco seguimos analizando las áreas en las que el F14 T puede ser mejorado», explicaba tras la última carrera James Allison, el responsable técnico del equipo italiano, «ahora esperamos con ganas la próxima cita de Canadá, donde incorporaremos un paquete que será un buen paso adelante respecto al coche de la semana pasada». Montezemolo citó Montreal porque sus técnicos le habían anticipado novedades para entonces, de motor y aerodinámicas. 

«Los únicos cambios que se permiten son por fiabilidad, pero hay otras cosas que se pueden hacer para conseguir más caballos en el hardware, en la manera en que se entrega la potencia a las ruedas, vamos a dar un paso en esa dirección en Montreal», explicaba Allison en Mónaco, pero también avisaba ante un posible optimismo de las opciones, «puesto que no sabemos qué medidas evolutivas planean llevar a Montreal nuestros rivales».

De momento, Ferrari ha logrado un único podio en este temporada, el de Alonso en China. Es el objetivo tanto para el equipo italiano como para el resto, toda vez que Mercedes ha copado todos los dobletes hasta el momento, mientras sus coches han terminado las carreras, con la excepción del abandono de Hamilton en Australia.

Vettel: objetivo superar a Ricciardo

En este sentido, las últimas pruebas han sido favorables a Red Bull, con Daniel Ricciardo como protagonista. Aunque la mala fortuna mecánica se cebara en Mónaco con Sebastian Vettel, éste sigue sin superar a su compañero de equipo en entrenamientos. Antes de la última carrera, el equipo austriaco insinuaba que el piloto alemán habría encontrado la senda técnica para poder exprimir al RB10, pero no fue el caso en los dos días previos a la carrera. Como para Ferrari, Red Bull podría verse comprometido ante los equipos propulsados por Mercedes, más rivales si cabe que en las últimas pistas de Mónaco y Montmeló.

Al llegar a Montreal, la escuadra austriaca aventaja a Ferrari en 21 puntos en la clasificación de Constructores, mientras que el equipo italiano en sólo 11 al equipo revelación de la temporada, Force India, capaz de superar a Williams y McLaren en la particular lucha de las escuadras motorizadas por los motores alemanes. Un gran balance hasta el momento, reforzado por un extraordinario Nico Hulkenberg, uno de los tres pilotos que ha puntuado en todas las carreras de esta temporada. 

La pugna será también extraordinaria en este grupo motorizado por Mercedes en la pista canadiense. Sólo 15 puntos separan a Force India de Williams y McLaren, empatados a 52 puntos al llegar a Montreal. Tanto Button como Magnussen puntuaron en Mónaco después de tres pruebas en blanco. Teóricamente, el circuito de Montreal debería ser más propicio «por las rectas de alta velocidad, pero sin curvas muy rápidas», que son las que parecen machacar al monoplaza británico. Y en Williams, desde Barcelona, el monoplaza de Massa y Bottas también parece haber dado un salto adelante en el terreno aerodinámico. El podio de Montreal, sin duda, estará ferozmente disputado.

Como Mónaco, el trazado de Notre Dame es uno de los más singulares de la temporada. Ojalá la meteorología, como tantas veces en estos últimos años, pueda revolver también la carrera. Y veremos hasta qué punto Nico Rosberg y Lewis Hamilton han vuelto a ser amigos...

Horarios del GP de Canadá

ENTRENAMIENTOS VIERNES 6 de junio:

1ª sesión: 16:00-17:30

2ª sesión: 20:00:21:30

ENTRENAMIENTOS 

SÁBADO 7 de junio:

1ª sesión: 16:00-17:00

Clasificatorios: 19:00

CARRERA DOMINGO 8 de junio: 
Carrera: 20:00

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon