miércoles, 7 diciembre 2022

Audi S1 e-tron quattro Hoonitron. Así es el último juguete de Ken Block

El nuevo vídeo Electrikhana con el Audi S1 e-tron quattro Hoonitron y Ken Block ya acumula más de cuatro millones y medio de visualizaciones en solo tres semanas. Y los comentarios son una clara demostración de que el S1 Hoonitron es un coche que causa sensación más allá de la marca alemana.

Visualmente está modelado tomando como referencia el legendario Audi Sport quattro S1; mientras que desde el punto de vista técnico, combina lo mejor de los sistemas de propulsión eléctrica de producción en serie y de competición de Audi.

Proyecto realizado en tiempo récord

Menos de ocho meses después del inicio del proyecto, el Audi S1 Hoonitron tenía que estar preparado para las primeras pruebas de conducción y el rodaje con Ken Block y su equipo, lo que no dejaba de ser todo un desafío para los equipos de Audi Sport en Neckarsulm y de Audi Design.

El resultado es más que impresionante: desde el estreno del vídeo Electrikhana hace tres semanas, millones de personas han seguido las evoluciones del S1 Hoonitron haciendo drifting por las calles, los casinos y los aparcamientos de Las Vegas con Ken Block al volante.

Audi S1 e-tron quattro Hoonitron.
Audi S1 Hoonitron.

Esta purasangre presenta una distribución muy equilibrada de peso 52:48 entre los ejes delantero y trasero. La distancia entre ejes es de menos de 2,4 metros, bastante más corta que los 2.563 milímetros de batalla de un Audi A1 Sportback, el modelo de acceso a la gama Audi.

Un atleta para Ken Block

Esto beneficia la agilidad de las curvas, ya que una corta distancia entre ejes favorece los movimientos de guiñada, es decir, el giro del coche alrededor de su eje vertical, una característica clave en las acrobacias que se realizan en la Electrikhana

La suspensión, con columnas McPherson en los ejes delantero y trasero y más de 200 milímetros de recorrido, está diseñada para exigencias extremas, incluyendo saltos. Con este concepto básico, el Audi S1 e-tron quattro Hoonitron tiene las características ideales para la práctica del drifting y para realizar acrobacias en diferentes terrenos.

La transmisión a las cuatro ruedas del Audi S1 e-tron quattro Hoonitron es totalmente eléctrica. Los ejes delantero y trasero cuentan cada uno con una unidad motor-generador (MGU) eléctrico procedentes de la competición. Cada una de estas dos unidades MGU sólo pesa 55 kilogramos, incluida la transmisión.

Cuatro baterías de alto voltaje procedentes de un modelo híbrido enchufable de Audi de producción en serie, cada una con una capacidad de 14,4 kWh, ofrecen un total de 57,6 kWh, que funcionan a 800 voltios para proporcionar energía al sistema de propulsión.

Audi S1 e-tron quattro Hoonitron con 679 CV

La distribución de potencia eléctrica entre los ejes delantero y trasero es totalmente variable. Puede adaptarse perfectamente a los requerimientos del conductor, influyendo así con precisión en el comportamiento dinámico. Cada MGU desarrolla una potencia de 250 kW (340 CV) y 320 Nm de par, lo que da como resultado una potencia total de sistema de 500 kW (679 CV) y un par máximo de 640 Nm.

Ken Block y su Audi S1 e-tron quattro Hoonitron.
Ken Block.

Como los motores eléctricos alcanzan velocidades de giro máximas de 28.000 rpm, el equipo de ingeniería definió una relación de transmisión de aproximadamente 12:1 para la práctica del drift. Teniendo en cuenta las pérdidas, esto da como resultado unos 3.000 Nm de par en cada eje, o 6.000 Nm en total.

Gracias a estas cifras extremas de par motor, Ken Block puede realizar derrapes espectaculares. La velocidad puede superar los 200 km/h.

En la larga historia de Audi en el mundo del automovilismo deportivo, la combinación de estas características junto con el propósito especial para el que se ha desarrollado el vehículo suponen algo único.