miércoles, 6 julio 2022

La venta de coches de segunda mano se dispara en 2022

Las transacciones en las que se vendió un coche segunda mano con una antigüedad de entre 5 y 8 años fueron las que más crecieron el pasado año.

Y las transferencias de coches de más de 15 años, el principal objeto de las compraventas entre dos particulares, supusieron la tercera parte de las operaciones, según datos de GANVAM, la asociación española de vendedores de vehículos a motor.

Lo mismo está ocurriendo en la primera mitad de 2022, en la que puede afirmarse que la venta de coches usados se está disparando.

Perspectiva a corto plazo del mercado de vehículos usados en España

Además de las dificultades económicas y de la escasez de la oferta de coches nuevos con plazos de entrega razonables, los impuestos de matriculación han experimentado una subida desde el 1 de enero, algo que ha incidido negativamente en los precios y en la demanda de los vehículos recién salidos de fábrica.

Según fuentes de GANVAM, el mercado de nuestro país puede comercializar más de 2 millones anuales de coches de segunda mano.

Incluso puede superarse ampliamente esa cifra, en el momento en que las empresas de leasing y renting comiencen a renovar sus flotas, estancadas desde la crisis del coronavirus, lo que supondría poner en el mercado cientos de miles de unidades de entre 3 y 5 años de antigüedad.

¿Qué está ocurriendo en Europa con los coches de segunda mano?

La tendencia al alza del mercado de ocasión es un fenómeno que no se circunscribe a nuestro país, sino que se extiende a la mayoría de los países de la UE.

Una excepción es la de Alemania, donde las ventas de coches usados están encadenando descensos consecutivos desde el inicio de la pandemia. El fenómeno se explica porque este país es el mayor exportador mundial de vehículos de ocasión de alta gama.

La crisis ha tocado seriamente a los conductores europeos que se decidían por estos vehículos premium de coste reducido, y que ahora enfocan sus intereses a modelos más convencionales.

Por su parte, el Brexit ha sido un claro catalizador de las ventas de automóviles de segunda mano en Gran Bretaña: de hecho, el mercado anglosajón de coches usados evoluciona de forma similar al español.

Según la SMMT (la asociación de fabricantes y comerciantes de automóviles del Reino Unido), no se espera que la escasez mundial de chips de automoción se resuelva antes de final de año.

Por ese motivo, es previsible que las ventas de turismos usados continúen aumentando, a la par que se incrementa la antigüedad media de los mismos.

La demanda de coches usados continuará creciendo en 2022

Como vemos, todos los datos apuntan a que, de momento, no cambiará la situación. Sin embargo, la lógica dicta que, a la par que aumenta la demanda se irá reduciendo la oferta, lo que implicará un paulatino aumento de los precios de los automóviles de ocasión.

Por lo tanto, quizá este sea el momento idóneo para hacerse con un vehículo de segunda mano, antes de que la disminución de la disponibilidad nos impida hacernos con el modelo de nuestra preferencia.