domingo, 22 mayo 2022

Renting de coches, la mejor propuesta del mercado

El renting de vehículos es una de las mejores alternativas para tener un coche propio sin tener que hacer un elevado desembolso económico en el mismo.

Esta fórmula permite adquirir un coche dependiendo de las necesidades de cada momento y poder cambiarlo más adelante, siempre al precio más ajustado posible.

Desde Plan de Gestión renting de coches ofrecemos coches en renting totalmente nuevos; disponemos de un amplio catálogo de productos para satisfacer las necesidades de todos nuestros clientes.

Además, contamos con una amplia experiencia de 10 años en el sector y con un equipo de profesionales que se encargarán de brindar asesoramiento a los clientes para que puedan elegir el mejor vehículo (con independencia de que se trate de un particular, empresario o autónomo).

Si todavía no conoces las ventajas del renting coches, este artículo te interesa:

¿Por qué es tan interesante el renting de coches / vehículos?

1.      Gran variedad de vehículos a elegir

Esta modalidad te permite tener tu propio vehículo a elegir entre un amplio catálogo de posibilidades. La idea es que cada conductor pueda llevar aquel coche que realmente le guste, con el que se sienta cómodo.

Una de las ventajas de que exista una gran variedad de vehículos en el renting para empresas, autónomos y particulares es que cada persona podrá elegir el precio que más se ajuste al presupuesto que tiene en mente.

2.      Precio fijo, sin sorpresas

Otra de las ventajas del renting de vehículos es que tan solo tendrás que pagar un precio fijo que estará incluido en el contrato.

No te llevarás ningún tipo de sorpresa desagradable, y es que no habrá que pagar ni cuotas de entrada, ni intereses, ni ningún otro tipo de gasto relacionado.

3.      Te ahorras el pago del seguro y otros gastos derivados

A diferencia de la opción de comprarse un vehículo, con el renting no tienes que pagar el seguro (la cuantía del mismo se habrá incluido en el precio fijo a pagar). Y lo más habitual es que el seguro sea a todo riesgo con la modalidad de franquicia.

Pero tampoco tendrás que pagar los gastos clásicos de mantenimiento del vehículo, como puede ser la revisión y cambio de neumáticos, averías variadas, etc.

4.      No pagarás ni impuestos ni ITV

Ser propietario de un vehículo quiere decir que también tendrás que pagar determinados impuestos cuando llegue el momento, como el impuesto de circulación y la ITV.

Con el renting de coches ahorras bastante dinero al no tener que pagarlos. De esto ya se encargará la compañía que te los provee.

5.      Diferentes posibilidades para cambiar el vehículo

Una vez que se te acabe el tiempo de contrato podrás cambiar tu coche (normalmente, los contratos son de 4-5 años).

Si te gusta el vehículo, puedes negociar la adquisición del mismo (a un precio más económico) o ampliar el tiempo de contrato.

En Plan de Gestión contamos ahora mismo con muchas ofertas renting coches. Echa un vistazo y verás cómo consigues lo que estabas buscando.