miércoles, 5 octubre 2022

Motivos por los que se contrata un chófer de lujo

Contratar un chofer de lujo ya es algo que está al alcance de todos los bolsillos y que nos hace parecer una estrella del espectáculo, lo cual nos puede venir bien en determinadas situaciones relacionadas con los negocios, o solo por presumir.

Además de estas razones, hay varias más a la hora de contar con uno de estos profesionales, algunas serias y otras un tanto extravagantes.

Cerrar un negocio

El mundo de los negocios está muy relacionado con las apariencias, y a la hora de cerrar un trato, “pelear” por los términos de un contrato, etc., no nos van a tratar igual si llegamos en un vehículo viejo que si lo hacemos con un chófer de lujo.

Este tipo de conductores llevan aparejados coches de muy alta gama, de forma que nuestros interlocutores nos van a tratar mejor, de igual a igual al pensar que somos una persona importante, pues de lo contrario no llegaríamos con un chófer.

Podemos trabajar en el viaje

En muchas ocasiones necesitamos trabajar todo el día, en especial si tenemos un puesto con responsabilidad, en el que no paramos de ver informes, hablar por teléfono, escribir emails, etc.

Con un conductor esto es posible, ya que nosotros vamos detrás sin preocuparnos por nada, mientras hacemos todo el trabajo pendiente y aprovechamos los desplazamientos para ello.

A esto hay que añadir un enorme ahorro de tiempo, puesto que nos llevan de puerta a puerta, sin necesidad de escalas, esperar a que llegue el transporte o sin sufrir retrasos.

Tener un día de compras espectacular

Al principio decíamos que había motivos algo extravagantes a la hora de contratar un chófer de lujo, y pasar un día de compras con familiares o amigos puede ser uno de ellos. 

Ir de tiendas en muchas ciudades se ha convertido en una pesadilla por el tráfico, zonas de cero emisiones, multas, falta de aparcamiento y por algunas razones más como el tener que ir cargados con las bolsas.

Si contratamos un chófer esto se termina, ya que nos deja en la entrada de la tienda y nos recoge al salir. También puede esperarnos en la puerta en algunos casos y para que los dependientes vean cómo nos bajamos de un coche que cuesta mucho dinero, de forma que la atención será mejor.

Despedidas de soltero y bodas

Las despedidas de soltero, y sobre todo las bodas, son momentos especiales y por eso se suelen contratar coches con conductor, casi siempre de lujo, con el fin de que nos lleven a un restaurante, a un local de copas o al altar en la boda.

En ocasiones, las empresas ofrecen limusinas que llaman mucho la atención, ya que parte de la diversión de una despedida de soltero es que todo el mundo se fije en nosotros, mientras que para la boda se opta por vehículos más serios.

Existen muchas situaciones en las que podemos disfrutar de un chófer de lujo, tanto formales relacionadas con el trabajo y los negocios, como otras más divertidas que tienen que ver con darnos un capricho de vez en cuando o disfrutar más en el día de nuestra boda.