sábado, 4 febrero 2023

¿Cuándo interesa un renting a los particulares?

La posibilidad de adquirir un vehículo nuevo no está al alcance de todo el mundo. Se trata de una decisión que debemos de meditar con detalle, ya que puede ocurrir que con el tiempo nos acabemos arrepintiendo de la inversión tan importante hecha y no se le haya sacado el rendimiento preciso. Para evitar esto tenemos la posibilidad de optar por una modalidad distinta que merece la pena, como es el renting.

A través de este formato podremos disponer de un automóvil nuevo a cambio de un pago mensual, en donde se incluirán tanto el seguro, mantenimiento, reparaciones, cambios de neumáticos e ITV. El contrato de renting se fija por un periodo de tiempo concreto y durante la vigencia del mismo tan solo habrá que sufragar esa cuota. Una vez que finaliza el acuerdo existe la posibilidad de renovarlo, devolverlo o ejercer el derecho de compra para quedárnoslo en propiedad. Eso dependerá de nuestras necesidades o preferencias.

Si te interesa estrenar un coche nuevo cada poco tiempo y despreocuparte por completo de todo lo que tenga que ver con averías, revisiones y mantenimientos, esta modalidad de arrendamiento te interesará. Tan solo debes revisar las ofertas de coches de renting para encontrar la solución que mejor se ajuste a los que precisas.

Hasta la fecha casi siempre se había vinculado a la actividad empresarial, pero desde hace unos años también se presenta como una alternativa a tener en cuenta para los particulares ante la gran cantidad de ventajas que presenta. Funciona como un alquiler a largo plazo, en donde el arrendador traspasa el derecho a utilizar un bien a un arrendatario durante un periodo determinado a cambio de una renta.

¿Cuándo me interesa optar por el renting?

Hay varios motivos que pueden empujarte a decantarte por el renting. A continuación te los detallamos:

  • Cuando no tienes intención de desembolsar una elevada cantidad de dinero para hacerte con un coche nuevo y prefieres estrenar uno nuevo cada poco tiempo. De esta forma conseguirás, además, evitar conducir un automóvil desactualizado.
  • Si no deseas hacer una inversión muy alta al principio y te interesa más abonar una cómoda cuota al mes.
  • En un momento de incertidumbre económica, como el actual, podrás tener a tu alcance un vehículo prácticamente nuevo sin necesidad de pedir préstamos ni soportar cargas financieras. Cuando se acabe el contrato podrás dejarlo si así lo precisa y llegado el momento tienes la opción de sustituirlo por otro.
  • Buscas despreocuparte del mantenimiento y de los posibles gastos vinculados con su utilización.
  • Cuando tu empresa precisa de una flota de vehículos para llevar a cabo las actividades del negocio. Dispondrás de una serie de ventajas fiscales que te resultarán muy beneficiosas.

¿Es más rentable el renting o la compra?

Esta pregunta se la formulan muchos conductores antes de adquirir un vehículo. Es importante resolver todas las dudas antes de decantarse por cualquiera de las dos posibilidades existentes. Se trata de conseguir una rentabilidad y de aprovechar las facilidades que nos aporte cada solución.

Al hacernos con un renting debemos valorar que en la operación se incluyen tanto la matriculación como los impuestos, el mantenimiento, cambio de neumáticos o el seguro a todo riesgo, entre otras cosas.

Hay que analizar si en realidad merece la pena esto o comprar un vehículo por el método convencional que irá acompañado de una serie de gastos que nos acompañarán hasta el final de sus días. Estos extras lo único que conseguirán será encarecer aún más el desembolso inicial realizado. Además hay que sumarle la depreciación del automóvil, que con el paso de los años irá perdiendo valor. Será algo que puedas comprobar cuando intentes deshacerte de él y lo pongas en el mercado.

La elección entre un renting o la adquisición de un coche nuevo no te resultará sencilla, pero lo más probable es que te resulte más ventajosa la primera opción.  Podrás disfrutar de un automóvil prácticamente nuevo a cambio de una cómoda cuota mensual y no tendrás que comprometer la economía doméstica con un préstamo para financiar la compra.

¿Cuándo me compensa el renting?

El renting se presenta como la modalidad más interesante para el conductor cuando desea estrenar coche, despreocuparse de los seguros, mantenimientos y revisiones, y no le importe asumir una cuota fija al mes. Suele firmarse un contrato de cesión a largo plazo, aunque también existe la posibilidad de firmar otros a medio-corto plazo. Es la solución que están encontrando muchos ciudadanos ante la espera de varios meses que soportan para que les den su vehículo nuevo en propiedad en los concesionarios.

En el momento de la firma se determina la cuota mensual. Dependerá de una serie de factores, entre los que se encuentran los kilómetros que se vayan a realizar, el modelo escogido o los años de contratos.