jueves, 18 agosto 2022

¿Es posible tener un contrato de compraventa de un coche sin garantía?

Aunque adquirir un coche es una idea muy emocionante, a su vez es un proceso algo tedioso a razón de todo el papeleo necesario. Mucho más si habla de un coche de segunda mano donde es importante tratar de asegurar el mayor beneficio de ambas partes.

Por supuesto, tanto el vendedor como el comprador tiran para su terreno por sus propias causas. En el caso de los vendedores, evitan a toda costa adquirir la responsabilidad de los daños ocultos. Para ello, deben contar con un contrato compraventa coche sin garantía.

¿Qué es un contrato de compraventa de coche sin garantía?

En primer lugar, es necesario comprender de qué trata este tipo de contrato. El contrato de compraventa de coche sin garantía no es más que una cláusula donde se exime al vendedor de la responsabilidad de cubrir algún daño reportado posteriormente a la venta del vehículo.

Por supuesto, para poder efectuar el reclamo de garantía, el daño (formalmente llamado vicio oculto) debe haber estado desde antes de la negociación del coche. Es decir, si el desperfecto surgió 5 segundos después de haber culminado la compraventa, el vendedor no debe asumir ningún tipo de responsabilidad.

¿Por qué es importante un contrato de compraventa de coche sin garantía?

Claro está, si un vehículo fue vendido con un desperfecto del que el comprador no recibió ningún tipo de información y, además, el precio pagado fue acorde a la compra sin ese fallo, lo ideal por parte del vendedor es responsabilizarse.

Sin embargo, la situación no siempre se da de esa manera. En ocasiones, el comprador quiere hacer de las suyas responsabilizando al vendedor de un fallo inexistente para obtener un reintegro de dinero o disminuir el precio del coche si aún no se termina de pagar.

Además, el mismo comprador puede haber sido quien sin querer cause el fallo y responsabilice al vendedor con mala intención o simplemente por desconocimiento. En cualquiera de los casos es el comprador quien termina pagando los platos ratos.

Siendo así, si el vendedor está totalmente seguro de la inexistencia de un vicio oculto, lo ideal es protegerse con la elaboración de un contrato de compraventa de coche sin garantía.

De esta manera, si el comprador decide realizar una reclamación por algún desperfecto del coche supuestamente adquirido desde antes de haber concretado toda la negociación, el vendedor no tiene ningún tipo de razón para responder por el daño.

¿El vendedor tiene la obligación de responder por los vicios ocultos?

La primera obligación legal al responder por el desperfecto de un vehículo, es en caso de los vendedores profesionales, es decir, quienes tienen la compraventa de vehículos como una fuente de negocios. Deben ofrecer de manera obligatoria una garantía por 1 año y responder por ella.

Por suerte, para los vendedores particulares todo cambia. Aunque la ley protege a los compradores en caso de los desperfectos graves, los vendedores particulares pueden prepararse con el contrato mencionado y no deber asumir ningún tipo de responsabilidad.