domingo, 22 mayo 2022

Comprar coches km 0: ¿por qué es una alternativa al alza?

Cuando vamos a comprar un coche siempre encontramos vehículos con distintas etiquetas. Coches de ocasión, coches seminuevos, coches de segunda mano… Todos ellos están presentes en el mercado, pero quizás los que más relevancia han adquirido en los últimos años han sido los coches km 0.

¿Qué es un coche km 0?

Un coche kilómetro 0 es un vehículo que es nuevo, pero que ya se encuentra matriculado. Esto ocurre porque los concesionarios pueden recibir muchos coches por parte de los fabricantes y siempre hay algunos que se matriculan antes de venderlos. Esto puede ocurrir porque alguien antes lo haya reservado y finalmente no lo compre o porque el concesionario desee liquidar un modelo concreto para recibir nuevos vehículos, por ejemplo.

El vehículo estará matriculado, pero no debe haber circulado, aunque muchas veces estos coches km 0 sí han sido utilizados por los vendedores y pueden haber recorrido cantidades que van de los 20 a los 30 kilómetros. Como mucho podría llegar a menos de 100 km, ya que a partir de ahí dejaría de considerarse coche km 0.

Ventajas de comprar un coche km 0

El éxito de la venta de los coches km 0 en el mercado se explica fácilmente si tenemos en cuenta sus interesantes ventajas, como son las siguientes:

Son vehículos nuevos

Aunque el coche esté matriculado, estarás comprando un coche nuevo que tú vas a estrenar como su primer propietario y como si estuviera recién salido de fábrica. En ningún caso se verá como un coche de segunda mano y por ello muchos prefieren un coche km 0 a uno nuevo.

Precio más económico

Los coches km 0 siempre van a tener precios más económicos que los coches nuevos solicitados bajo pedido. Los concesionarios aplican descuentos y rebajas de precio a los coches km 0 y por ello muchos clientes que buscan comprar un coche llegan al concesionario buscando coches km 0.

Entrega inmediata

A diferencia de lo que ocurre cuando adquieres un coche nuevo, que tienes que esperar que lo envíen de fábrica y esto puede tardar semanas, la compra de un coche km 0 permite una entrega inmediata, pues el concesionario tiene el vehículo listo para entregar en sus instalaciones.

Todas las garantías

Los coches km 0 tienen exactamente las mismas garantías que se ofrecen a los vehículos nuevos. Por tanto, puedes estar seguro de recibir el mismo trato que si hubieras comprado el coche nuevo ante cualquier posible situación que ocurra tras la compra.

Ni matriculación ni transporte

Con la compra de un coche km 0 no tienes que pagar la matriculación del vehículo, pues ya se encuentra matriculado. Además, tampoco hay que pagar el transporte del coche, puesto que se encuentra en el concesionario listo para que te lo puedas llevar en el momento en el que se produzca el traspaso de la titularidad.

Como se puede apreciar, son muchos los motivos que explican que los coches km 0 sean una alternativa al alza en nuestro país. Un tipo de vehículo cada vez más demandado por todo tipo de conductores.