domingo, 22 mayo 2022

Coches de empresa: cómo elegir de forma correcta

Muchos tipos de empresas necesitan crear su propia flota de vehículos para atender sus necesidades y prestar servicio a sus clientes. Puede ser tan pequeña como de un solo vehículo, pero también grandes flotas de decenas de vehículos en función del tamaño o sector de actividad de la empresa en cuestión.

Elegir un Coche de empresa es algo a lo que este tipo de empresas tienen que enfrentarse, puesto que en el mercado van a encontrar una amplia variedad  de opciones donde poder elegir la que se ajuste más a sus intereses y necesidades. Pero, ¿qué tener en cuenta al elegir un coche de empresa? Mostramos los aspectos más importantes a continuación:

Financiación

Si tu objetivo es optar por la compra de uno o varios coches para tu empresa, un factor clave a tener en cuenta es sin duda la financiación. Puedes comprar los vehículos al contado, pero no es lo más habitual. Lo recurrente es solicitar financiación para poder pagarlo cómodamente, pero puedes encontrar diferentes condiciones de financiación entre las que elegir la que te resulte más conveniente.

Renting o leasing

El renting o el leasing de coches de empresa es una solución a la que recurren cada vez más empresas. Es ideal para empresas con flotas de vehículos grandes cuando necesitan más coches de manera puntual para atender un pico de demanda. O también para pequeñas empresas que están empezando y que prefieren una opción flexible como el renting a comprar un coche. Debes analizar la situación de tu empresa y elegir qué es lo que más le conviene.

Uso del vehículo

En función del uso que tengas previsto hacer del vehículo o vehículos puedes necesitar un modelo u otro. Si el coche o coches de empresa van a realizar muchos kilómetros a lo largo del año vas a necesitar un coche con un mejor motor y mejores prestaciones, mientras que si el uso previsto es más ocasional o puntual puedes recurrir a un coche más económico y no tan potente porque no es necesario.

Calidad

La calidad es otro de los factores a tener en cuenta. Existen algunas marcas de vehículos que son reconocidas por su calidad, mientras que otras forman parte del segmento low cost. Los precios de compra o el renting de un tipo de vehículo u otro van a ser muy diferentes, así que hay que tenerlo en cuenta.

TCO

TCO son las siglas del coste de propiedad de un vehículo, es decir, cuánto cuesta tener determinado modelo de coche si tenemos en cuenta el consumo, los seguros, el mantenimiento o la depreciación del vehículo. Las cantidades pueden fluctuar mucho y es algo que afecta a la rentabilidad de la empresa, así que hay que analizarlo con detalle.

Como se puede apreciar existen muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir un coche de empresa para tu negocio. Es una inversión importante que puedes realizar y tomar una decisión con toda la información a tu alcance te ayudará a acertar.