jueves, 8 diciembre 2022

Aumenta la demanda de camiones de segunda mano

Todos aquellos que están mirando vehículos segunda mano con el fin de comprar uno se han dado cuenta de que el mercado se ha vuelto loco, tanto que algunas personas han vendido coches usados ganando dinero, lo que es casi imposible en circunstancias normales.

Esta especie de locura no se queda en el mercado del coche particular, ya que incluso se ha extendido también a los camiones.

Hay problemas para adquirir un camión nuevo

Las empresas de camiones necesitan renovar sus flotas, pues no suelen estirar demasiado los que tienen, al tratarse de vehículos que hacen miles de km todas las semanas y que no pueden estar fallando constantemente.

El problema viene cuando acuden a los concesionarios de camiones, en donde se dan cuenta de que la crisis de microchips hace que las entregas se dilaten demasiado en el tiempo, tanto que muchas empresas no pueden esperar.

Los profesionales se pasan al mercado del camión de ocasión

Aquellos que necesitan cambiar ya mismo sus vehículos tienen que recurrir al mercado de la segunda mano, algo que hacen por necesidad y que ha conseguido que la demanda haya aumentado mucho, consiguiendo que los precios suban sin parar.

De hecho, el mismo camión, que hace unos meses estaba por 35.000 euros, ahora se está vendiendo por 50 000 durando muy poco tiempo a la venta, pues a pesar de esa enorme subida se venden enseguida.

Las empresas de transporte ya están teniendo problemas

Se ha creado un problema que está poniendo en serios aprietos a muchas empresas de transporte, las cuales se ven obligadas a recurrir a los camiones de segunda mano, algo que no harían en otra situación.

Lo peor no es eso, sino que ni siquiera así encuentran los vehículos que necesitan, ya que hay modelos que tampoco se consiguen en el mercado de ocasión debido a la demanda que tienen en este momento.

Si esto no se soluciona en los próximos meses, es posible que algunas empresas tengan que parar su actividad, o al menos reducirla en proporción a los camiones que les falten, que serán muchos si no se resuelve la crisis de los microchips y los concesionarios no comienzan a dar fechas de entrega más razonables.

Se está intentando traer camiones de países de la UE

Ante esta situación, los profesionales de la venta de camiones usados están viajando a otros países de la UE para intentar abastecer el mercado español, pero en estos lugares la situación es la misma.

La falta de microchips se está dando a nivel mundial, por lo que dentro de la UE todos los países están sufriendo la escasez de camiones y traerlos con el fin de venderlos en España es muy difícil.

En un contexto en el que una buena parte de la logística en España depende casi en totalidad de los camiones, la escasez de vehículos nuevos y el alza de precios de explotación está poniendo a las empresas de transporte en serios problemas a la hora ajustar las tarifas de los clientes y llevándolas a asumir pérdidas.