Land Rover Defender

Land Rover Defender

Land Rover presentó al público la nueva generación del Defender en el Salón de Frankfurt de 2019. Supone un cambio drástico respecto al modelo anterior que prácticamente seguía siendo el mismo que el lanzado en 1983. El nuevo Defender aterriza con dos tipos de carrocería: una versión larga, denominada Defender 110, que cuenta con unas medidas de 4,76 m de largo, 2 m de ancho y 1,97 m de alto y una versión corta, denominada Defender 90, que pasa a medir 4,32 m de largo. En la fila delantera podremos elegir entre una consola central con apoyabrazos o no tener nada y así disponer de un hueco o un asiento central que nos permitirá transportar a 3 personas en la parte delantera. Esto significa que el Defender 110 podrá ocuparse con 5, 6 o 5+2 asientos, mientras que el 90 podrá acomodar a 5 o 6 ocupantes. Eso sí, cuando no se requiera este asiento, se puede abatir de forma que sirve de reposabrazos.

La marca británica ha querido fabricar un vehiculo moderno, cómodo y con todas la tecnologías disponibles pero sin perder el ADN fuera del asfalto, convirtiéndose en el que probablemente sea el todo terreno premium más eficaz fuera del asfalto. Cuenta con una altura al suelo de 291 mm, una profundidad de vadeo de 900 mm y unos ángulos de ataque, de ruptura y de salida de 38, 28 y 40 grados respectivamente para la versión 110.

Está equipado con un sistema de suspensión independiente y una caja de transferencia de doble velocidad y además el sistema de tracción se mantiene de forma permanente en tracción integral. A esto hay que sumar que gracias a su trabajada arquitectura, es capaz de remolcar cargas de hasta 3.720 kg. Cuenta con un sistema denominado "'Configurable Terrain Response'' que permite configurar el vehículo de una manera mucho más completa y personalizada en función del terreno en el que nos encontremos.

Los motores disponibles para la gama son cuatro, dos gasolina dos diésel. Los gasolina disponibles son: un 2.0 turbo con cuatro cilindros y 300 CV y un 3.0 turbo con seis cilindros y 400 CV. Los dos motores diésel disponibles se basan en el mismo bloque de 2.0 litros biturbo y cuatro cilindros con potencias de 200 y 240 CV.

Actualmente existen 3 versiones disponibles, la más básica denominada Defender que puede montar los acabados S, SE y HSE, un acabado denominado First Edition, más equipado, y una versión tope de gama, con "todo incluido" denominada X.

Los precios para la versión corta parten de 54.980 €, mientras que la versión larga tienE un precio de partida de 61.408 €.

Versiones y precios del Land Rover Defender

Sigue Motor16
Salon