599 - Audi A4 1.9 TDi frente a BMW 318 TDS

599

Audi A4 1.9 TDi frente a BMW 318 TDS

11 de Abril de 1995

El nuevo Audi A4 venía de la mano con la tecnología de inyección directa en su versión diésel. Para valorar sus posibilidades lo enfrentábamos al Serie 3 de BMW. La inyección directa diésel era una de las grandes novedades hace 25 años; y el nuevo A4 uno de los modelos que la popularizó. La comparativa entre este y el 318 TDS con inyección indirecta era la protagonista de la portada. Junto a los alemanes, los nuevos Alfa 155, Rover 620 SDi y el Daewoo Aranos, probado a fondo.
Descargar revista

Hace 25 años, Renault  presentaba el proyecto de un nuevo centro de innovación, el Tecnocentro de París, con pretensiones de ser la joya tecnológica del fabricante francés.

Una anticipación nos llevaba a descubrir el Mercedes español. El nuevo Viano, un monovolumen que se fabricaría en Vitoria.

Más novedades con el primer contacto con el nuevo Rover 620 SDi con un nuevo motor diésel íntegramente británico. Y de Italia, Alfa Romeo nos ponía al volante de los renovados 155 y de sus nuevos deportivos -Spider y GTV- que compartían el motor 2.0 16V Twin Spark de 150 caballos.

Desde Corea nos llegaba el Aranos, lo más grande de Daewoo, que probábamos a fondo. Nos gustaba su habitabilidad y maletero, precio y confort de marcha.

Y la comparativa enfrentaba a dos clásicos premium: Audi y BMW. La marca de los aros estrenaba el A4 que traía su motor TDI de inyección directa. BMW ponía en liza el 318 TDS. Ambos con 90 caballos, del Audi -3,3 millones- nos gustaba el consumo y la capacidad de recuperación; del BMW -3,8 millones- la estabilidad y el confort de marcha.

Sigue Motor16
Salon