327 - Llega el Land Rover Discovery

327

Llega el Land Rover Discovery

27 de Enero de 1990

La marca británica estrenaba en nuestro mercado su Discovery, un modelo que mezclaba a la perfección carácter todoterreno con refinamiento, tal como comprobábamos en nuestra primera toma de contacto. Hoy, 25 años después, el Discovery ya es una leyenda. Además, el Lamborghini Diablo, un superdeportivo de 492 caballos y el nuevo Nissan Sunny.
Descargar revista

Era novedad una versión del Peugeot 309, esta vez llamada 309 Look y derivada del 309 GL, o sea, un 1.3 de 65 CV al que se le había dotado de una terminación especial.

Más novedad era el anuncio de un supercoche, el Lamborghini Diablo, sucesor del Countach, otra vez bautizado en honor de un toro legendario y otra vez diseñado por Gandini, autor del inolvidable Miura. De nuevo un V 12 era la planta motriz, cuyos 5706 c.c. daban 492 CV a 7.000 rpm, lo que le permitía proclamar unas prestaciones superiores a las del Porsche 959 o a las del Ferrari F 40, es decir: el km desde parado en 20,7 segundos y 325,2 km/h de velocidad máxima, pues tal era lo que prometía este alto de gama de Lamborghini cuando la firma aún pertenecía a Chrysler, mandando allí todavía el legendario Iacocca.

Otra novedad era la llegada a nuestro mercado en febrero del Land Rover Discovery en una única versión y motorizada con un diésel de 2.495 c.c. capaz de desarrollar 113 CV y tarifada en un precio competitivo, tanto en acabado básico como en versión más lujosa, o sea, 3.250.000 y 3.540.000 pesetas.

Igualmente noticiable era la 'savia nueva' que representaba ahora la gama Alfa Romeo 33, con una estética modificada e inspirada en el 164 y unos interiores remodelados. Estos nuevos 33 se ofrecían en versiones 1.3. 1.5, 1.7 ie y 1.7 16V, siempre en cuatro cilindros bóxer y con potencias entre los 88 y los 137 caballos.

En el Salón de Bruselas las novedades habían sido escasas, destacando el nuevo Toyota Starlet, una oferta de tracción delantera en gasolina como 1 y 1.3 litros y en diésel de 1.500 c.c.

El coche probado era el Range Rover Vogue SE (7.914.202 pesetas y 188 CV). Este lujoso, pesado y oneroso Range llevaba su habitual V8, aumentado de cilindrada y de potencia, destacando gracias a sus nuevos frenos con ABS y a su confort, al igual que por su comportamiento; lo que no destacaba era su dirección sensible o sus balanceos de carrocería, así como su enorme consumo (16,3 litros cada 10 km a 120 km/h).

Otro coche probado era también un TT, el Fiat Panda Sisley 4x4 (1.198.320 pesetas y 50 CV). Este 4x4 -entonces el único Panda a la venta en España- ofrecía un buen comportamiento fuera de la carretera, unos consumos ajustados (9,9 litros cada 100 km a 120 km/h) y una buena terminación, pero su ruido era excesivo, su cambio poco preciso y el conjunto no resultaba confortable.

En lo deportivo, cuando se iniciaba el Rally de Montecarlo acababa el XII París Dakar, donde la victoria era para la Cagiva de Orioli en motos, para el Perlini de Villa en camiones y para el Peugeot  405 de 310 CV de Vatanen y Berglund.



Sigue Motor16
Salon