325 - Alfa 33 frente a VW Golf GTI

325

Alfa 33 frente a VW Golf GTI

13 de Enero de 1990

Alfa estrenaba un nuevo modelo compacto dispuesto a popularizar la deportividad de una marca legendaria. Y nada mejor para medir las posibilidades del 33 que enfrentarlo al icónico VW Golf GTI. Además, el futuro Ford Escort y un nuevo Bugatti diseñado por Gandini.
Descargar revista

La creciente participación del grupo español Irizar en la fabricación del TT más desmesurado de aquellos días, el Lamborghini LM 002d 455 CV de potencia era noticia.

Lo era también un dos volúmenes que adoptaba estructura de berlina clásica, el coche del año 1986, el Ford Scorpio, como lo era que una berlina clásica de tres volúmenes se ofreciera en forma fastback, lo que era el caso del nuevo Rover 820 SI de 5 puertas.

Aun había más noticias, como la llegada a nuestro mercado de los Peugeot 405 Mi 16 x 4 en versión 4x4 y , en Italia, el empeño de Paolo Stanzani al intentar la resurrección de un mito, el de la marca Bugatti, lo que se pretendía con un prototipo diseñado por Gandini, propulsado por un V 12 de 3.498 c.c. capaz de 550 CV en versión sobrealimentada, disponiendo de un inédito chasis de aluminio. Este nuevo Bugatti se fabricaría en una factoría de 32.000 metros cuadrados que se iba a edificar en un solar de 76.000, de donde podrían salir al menos 150 unidades anuales del resucitado Bugatti, entonces llamado 035, que se pretendía superior al Ferrari F 40 o al Porsche 959.

Para terminar el cupo de noticias, cabe recordar una muy desagradable, y es que la cifra de muertos en España por causa de accidentes de tráfico se elevaba a 8.252; por fortuna, y gracias a todos, especialmente a los grandes avances en seguridad que ha experimentado el automóvil, hoy esta cifra se ha divido por 7, a pesar de que el parque de vehículos se duplicó.

La prueba comparativa se refería al nuevo Alfa Romeo 33 Boxer 16V y al Volkswagen Golf GTI 16V. Esta prueba había sido realizada en Alemania por no haberse comercializado aquí todavía el Alfa, que pretendía ser alternativa al compacto deportivo por excelencia que era el Golf GTI. El 33 16V con sus 132 CV hacía frente a los 129 del GTI 16V, pero sus pérdidas de motricidad, sus pedales desplazados y su altura interior justa contrarrestaban la brillantez del motor boxer, su equipo completo y su estética deportiva. El referente, el Volkswagen, ofrecía una excelente dirección, una buena habitabilidad y un comportamiento muy adecuado, a lo que debía de oponer un interior sobrio, unas opciones caras y su potencia medida a pocas vueltas.

Otra prueba comparativa se ocupaba de dos 'todo uso', del Renault Express GTL break de 60 CV, derivado del R-5, y del Citroën C 15 Club de 70 CV, derivado del Visa. El Express destacaba por su capacidad de carga, por su manejo y por sus consumos recortados (9,85 litros cada 100 km a 120 km/h) y no tanto debido a su quinta velocidad muy larga, a los eventuales blocajes de sus ruedas delanteras o a su ruido (75,1 db a 120 km/h). La popular C 15 tenía su fuerte en su buen comportamiento y, en su capacidad de carga así como en la facultad de ajustar sus faros desde el interior, pero sus debilidades venían dadas por sus escasos frenos, su falta de termómetro de agua y su incómoda accesibilidad a los asientos traseros.

Sigue Motor16
Salon