Conducimos el DS 7 Crossback Puretech 225. En lo más alto
AL VOLANTE

Conducimos el DS 7 Crossback Puretech 225. En lo más alto

Hemos probado la versión más potente de la gama DS 7 Crossback, equipada con un optimizado propulsor 1.6 PureTech de 225 CV y asociada a una caja automática de ocho relaciones. Más prestaciones, más brío, más solvencia, pero con el máximo confort como referencia.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

4 de Agosto 2018 21:00

Comparte este artículo: 75 6 0

La llegada del DS 7 Crossback significó un punto de inflexión en el fabricante galo. Con una identidad y un desarrollo ya propios como marca, el modelo más premium de la casa francesa ya firma por sí mismo el 25 por ciento de las ventas de DS. Y muestra el camino a seguir en el futuro -ver apoyo-, aunque la actualidad pasa por la incorporación del propulsor de gasolina 1.6 PureTech de 225 caballos, que presume de ser en estos momentos el más potente de la familia.

Hemos conducido esta versión por los alrededores de Marsella. El motor es una evolución del conocido 1.6 THP de 210 caballos, pero con más trabajo detrás de lo que parece. Se han mejorado los ciclos de combustión, se ha optimizado el diseño del turbocompresor y se han reducido las fricciones internas. A pesar de sus mayores valores de potencia y par máximo, se ha conseguido reducir el consumo en un seis por ciento con respecto a su predecesor, homologándose 5,8 litros de media.

También la caja automática EAT8 contribuye a contener la sed. En el modo ECO se desacopla del motor, que regresa a un régimen al ralentí cuando se levanta el pie del acelerador, acción que se mantiene activa cuando circulamos entre 30 y 120 km/h.

Rendimiento, suavidad y progresividad

En la toma de contacto nos ha convencido por tres motivos fundamentales: rendimiento, suavidad y progresividad. Sus números no baten records en cuanto a prestaciones, pero se mueve con una prestancia notable y se pueden realizar adelantamientos con franca solvencia.

Más nos ha gustado su progresividad y suavidad de marcha. Las ocho relaciones del cambio permiten que la respuesta sea contundente y constante ya desde bajo régimen, y manteniendo velocidades de crucero a ritmo de autopista la insonorización es sobresaliente.

En sus perfiles de conducción podemos apostar por el modo Sport, que además de provocar que todo sea más inmediato en su respuesta -dirección, motor y cambio, además de una suspensión más firme-, hace gala de un sonido más deportivo, creado de manera artificial.

También podemos apostar por los modos Normal y Comfort. Este último es el más agradable, porque es el único que contempla la opción de disfrutar de una suspensión adaptativa predictiva. Nos explicamos: una cámara frontal analiza el estado de la calzada varios metros por delante del vehículo, adaptando el reglaje de los amortiguadores para neutralizar cualquier irregularidad. El resultado es muy similar al de una suspensión neumática por su confort.

Esta nueva versión PureTech 225 está disponible con tres niveles de acabado: So Chic (40.250 euros), Performance Line (40.250 también) y Grand Chic (44.900 euros).

El DS Scan Suspension analiza la carretera mediante una cámara frontal y adapta la suspensión en consecuencia para que resulte más confortable.El DS Scan Suspension analiza la carretera mediante una cámara frontal y adapta la suspensión en consecuencia para que resulte más confortable.

DS. Banco de pruebas tecnológico del Grupo PSA

DS es la marca premium dentro del Grupo PSA, y por eso será la encargada de estrenar las nuevas tecnologías que se vayan incorporando, pasando posteriormente a modelos de Peugeot y Citroën. Y como las nuevas tendencias apuntan sin complejos hacia la electrificación, la primera gran sorpresa será desvelada en apenas unos meses. Será en octubre, durante el Salón de París, cita en la que, 'jugando' en casa, DS presentará un modelo totalmente eléctrico.

No se ha desvelado todavía el segmento en el que debutará, aunque quizás los tiros vayan por un SUV pequeño, pues esa es una de las parcelas más boyantes del mercado, como bien sabe PSA a través de sus exitosos Peugeot 2008 o Citroën C3 Aircross. Lo que sí sabemos es que el mencionado modelo incorporará, además, nuevas motorizaciones térmicas.

Y dentro de la estrategia contemplada y anunciada por la marca, asistiremos al nacimiento de un nuevo modelo por año hasta el 2024.

Por cierto, el DS 7 Crossback estrenará en verano de 2019 una variante híbrida enchufable de 300 CV, que combinará el motor de gasolina 1.6 PureTech con dos propulsores eléctricos. Además de muy eficiente, se convertirá en la única variante de la gama que presumirá de tracción a las cuatro ruedas. Antes, este modelo estrenará un bloque de gasolina PureTech de 130 CV con cambio manual de seis relaciones -noviembre de este año-, y a comienzos de 2019 el moderno diésel 1.5 BlueHDi de 130 CV también estará disponible con una transmisión automática de ocho relaciones.

Artículos recomendados

Sigue Motor16