Imágenes prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD

Ofrece unas prestaciones impresionantes y goza de una estabilidad y un tacto de conducción dignos de un buen deportivo. Pero el i-Pace, el primer eléctrico de Jaguar, defrauda en puntos clave.

Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Movimientos

Buena estabilidad y tacto. Pese a sus más de 2.200 kilos, el I-Pace va de cine y se comporta como un deportivo. La tracción total y el reparto de masas 50:50, fundamentales.

Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Movimientos, imagen 1 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Movimientos, imagen 2 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Movimientos, imagen 3 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Movimientos, imagen 4 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Movimientos, imagen 5

Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Exterior

La suspensión neumática, de serie en los i-Pace First Edition y HSE, es opcional en el resto. Es decisiva de cara a posibles usos off road.

Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Exterior, imagen 1 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Exterior, imagen 2 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Exterior, imagen 3 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Exterior, imagen 4 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Exterior, imagen 5

Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Interior

La calidad de los materiales y el aspecto lujoso no deben confundir: hay demasiados fallos en la carrocería y algún detalle serio.

Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Interior, imagen 1 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Interior, imagen 2 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Interior, imagen 3 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Interior, imagen 4 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Interior, imagen 5

Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Habitáculo

Interior amplio y de suelo casi plano, cómodo para cinco adultos. Las manetas de puertas emergentes no son prácticas.

Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Habitáculo, imagen 1 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Habitáculo, imagen 2 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Habitáculo, imagen 3 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Habitáculo, imagen 4 Prueba Jaguar i-Pace EV400 AWD. Habitáculo, imagen 5
Sigue Motor16