Imágenes prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine

Del nuevo C4 se podrá decir que está a medio camino entre un turismo y un SUV, que cumple sobradamente en el aspecto dinámico, que es amplio y se remata con rigor, que está bien dotado tecnológicamente... Pero, sobre todo, es la berlina compacta más confortable del segmento. El conocido motor de gasolina de 130 CV y el cambio automático redondean el producto.

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-1

Buena dinámica, a su agradable tacto general añade un comportamiento más que digno, aunque donde brilla de verdad es en confort. Las llantas de 18 pulgadas sí forman parte de la dotación de serie.

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-1, imagen 1 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-1, imagen 2 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-1, imagen 3 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-1, imagen 4 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-1, imagen 5

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2

Los amortiguadores progresivos hidráulicos son suaves al principio de su recorrido y más firmes después para controlar en parte los balanceos. El maletero ofrece 380 litros de capacidad y el piso puede situarse a dos alturas. Debajo se ubica el subwoofer del equipo de sonido HIFI opcional.

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 1 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 2 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 3 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 4 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 5

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2

Los amortiguadores progresivos hidráulicos son suaves al principio de su recorrido y más firmes después para controlar en parte los balanceos. El maletero ofrece 380 litros de capacidad y el piso puede situarse a dos alturas. Debajo se ubica el subwoofer del equipo de sonido HIFI opcional.

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 1 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 2 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 3 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 4 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-2, imagen 5

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-3

Interior. El habitáculo se remata con rigor y está totalmente digitalizado, aunque el cuadro se nos antoja algo pequeño. El cuadro de mandos digital se configura con cinco presentaciones diferentes, pero su tamaño es muy pequeño y cuesta consultarlo. El Head-up Display se ofrece de serie y alivia en parte la información del cuadro.

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-3, imagen 1 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-3, imagen 2 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-3, imagen 3 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-3, imagen 4 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-3, imagen 5

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-4

La palanca del cambio es diminuta, pero podemos cambiar secuencialmente entre sus ocho relaciones mediante las levas del volante. La guantera es muy profunda, y por encima hay un cajón para guardar una tablet. En un 'tercer piso' hay un soporte escamoteable para colocarla. El interior es realmente amplio, aunque la plaza central penaliza, y las butacas delanteras son muy cómodas.

prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-4, imagen 1 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-4, imagen 2 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-4, imagen 3 prueba Citroën C4 1.2 Puretech 130 CV EAT8 Shine-4, imagen 4
Sigue Motor16
Salon