Skoda Scout

Skoda Scout

El Skoda Scout es un modelo basado en el Octavia Combi con tracción a las cuatro ruedas. Tiene una suspensión distinta que, junto con unos neumáticos de mayor perfil, deja la carrocería 3,1 centímetros más lejos del suelo (17,1 centímetros en total de altura libre) y que mejora su capacidad para circular por vías no asfaltadas. El primer Skoda Scout apareció en el año 2008 y fue ligeramente renovado en 2010.

La gama de motores del Scout es más reducida que la del Octavia Combi. Solo hay uno de gasolina (1.8 TSI de 179 CV) y dos diésel (2.0 TDI de 150 y 184 CV). Los dos más potentes van unidos a una caja de cambios automática de doble embrague DSG con seis velocidades, mientras que el de 150 CV únicamente se puede elegir con una caja manual con idéntico número de relaciones. Todos los Scout tienen Start&Stop y un sistema de tracción total conectable automáticamente a través de un embrague multidisco Haldex de quinta generación (el mismo que pueden llevar algunas versiones del Octavia Combi, del SEAT León ST o del Volkswagen Golf). 

Solo está disponible con un nivel de equipamiento. Son de serie elementos como el control de distancia de aparcamiento trasero, el ordenador de viaje, los reposacabezas delanteros activos, el climatizador automático, la conexión Bluetooth para el teléfono móvil o la conexión automática de los limpiaparabrisas. También incluye de serie algunos elementos prácticos que Skoda denomina «Symply Clever» y que son opcionales en el Octavia Combi, como por ejemplo una papelera, un rascador para el hielo o un compartimento para dejar un chaleco reflectante situado bajo el asiento del conductor. Está a la venta desde 28.697 euros con un motor diésel 2.0 TDI de 150 CV y desde 30.197 con uno de gasolina 1.8 TSI de 179 CV.

Versiones y precios del Skoda Scout

Sigue Motor16