Ventas de coches
UN BUEN PRIMER TRIMESTRE

Ventas de coches

El primer trimestre del año se ha cerrado con un 7,9 por ciento de crecimiento en las ventas generales y un 11,8 en las de particulares, aún menos de la mitad del total.

Ángel Carchenilla

Ángel Carchenilla

3 de Mayo 2017 10:56

Comparte este artículo: 0 0 0

Existe una tendencia en el sector del automóvil según la cual el panorama resulta ser positivo o negativo, en función de las ventas del mes. Por ejemplo, al cierre de los dos primeros meses del año algunos gurús, propensos al pesimismo, vaticinaron un mercado al ralentí que daría como resultado un ejercicio plano. Es posible que al final acierten, pero entiendo que hacer pronósticos generales con datos circunstanciales, suele ser, además de arriesgado, ganas de apostar por lo peor. Así se ha demostrado con el cierre de las ventas de coches en el primer trimestre, que ofrece un resultado superior al esperado y que no se alcanzaba desde 2008. De hecho, las matriculaciones de turismos y todoterrenos han subido el 12,6 por ciento durante el pasado mes de marzo, con 125.600 automóviles vendidos. Un dato estupendo, que sitúa al trimestre con 307.911 unidades entregadas y un 7,9 por ciento más respecto al mismo periodo del año anterior.

Todos piden plan de ayudas

Es evidente que en estas buenas cifras está la influencia de la Semana Santa y el hecho de haya habido dos días más laborables especialmente el último, en el que se colocaron, como ya es costumbre, 15.275 coches de los conocidos como automatriculados, lo cual significa más de un 12 por ciento del total. Otro dato a destacar, en relación a enero y febrero, es el cambio de tendencia del canal de particulares, con 57.078 matriculaciones y un incremento del 11,8 por ciento. En este punto, han hecho bien las asociaciones Anfac (fabricantes), Gamvan (vendedores), Aniacan (importadores) y Faconauto (concesionarios), de poner sobre la mesa su preocupación por este tipo de ventas que representa menos que la mitad del total. Así, todos juntos y en unión, piden al Gobierno una nueva fiscalidad y un plan de ayudas que incentive la compra de coches más seguros, menos contaminantes y que reduzca un parque que tiene una media de 12 años. Petición que no ha caído en saco roto, si tenemos en cuenta que, si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado, se destinarán 66,6 millones de euros a un Plan PIVE, más exigente y un Movea de ayuda a los vehículos eléctricos.

En cuanto a una fiscalidad que favorezca la movilidad sostenible sin perjudicar a la industria, queda para 2018, con modificaciones, tanto del impuesto de matriculación como el de circulación. También se tomarán medidas sobre nuevos impuestos medioambientales que irán unidos a una nueva ley de financiación de las Comunidades Autónomas y entes locales. Justo donde reside el problema y si no, que se lo pregunten a Ada Colau y a Manuela Carmena.

Artículos recomendados

Sigue Motor16