Por una movilidad segura
PLAN DE RENOVACIÓN DEL PARQUE

Por una movilidad segura

Cada vez es más urgente un plan de ayudas a la renovación del parque, con el foco puesto en renovar los coches más antiguos que no solo son más contamiantes, sino también menos seguros.

Teófilo de Luis*

24 de Febrero 2021 12:26

Comparte este artículo: 0 0

Hoy nadie puede dudar que la movilidad de los ciudadanos es una señal de progreso y son ellos los que de forma libre eligen destino y forma de movilidad.

El uso, por tanto, del tráfico rodado para ese ejercicio de su voluntad es una realidad que además contribuye al desarrollo de la actividad económica que genera riqueza y empleo.

En esta realidad, por tanto, es obligado estar vigilantes y trabajar de forma constante para que ese fluir del tráfico por las vías de circulación sea seguro y no presente riesgo para todas aquellas personas que puedan verse afectadas por ese tráfico.

España hoy es uno de los países mas seguros en la materia en el conjunto de la Unión Europea, aún cuando recibe gran cantidad de tráfico diverso de forma constante. Esta destacada posición responde al compromiso de la sociedad y de los responsables políticos, que con un impulso continuado han creado una red viaria de primer nivel, una legislación dinámica que afronta cada nueva circunstancia que afecta a la Seguridad Vial y una estructura pública que con rigor, entrega y competencia se esfuerza para disminuir el riesgo en las vías del país.

El parque español, entre los más antiguos

Estas consideraciones, sin embargo, no pueden olvidar un factor de riesgo cierto de nuestra movilidad, y que es la elevada antigüedad de nuestro parque móvil. Según ciertas informaciones conocidas, España, que ocupa la quinta posición en la UE -cuarta excluyendo al Reino Unido- por número de coches con un total de mas de 24 millones, tiene un parque con una antigüedad media en torno a 12 años, ocupando la posición 14 en el conjunto de países de la Unión Europea, que tiene como media 10,5 años. Medias mayores en antigüedad la tienen países como Portugal, Eslovaquia, Polonia o Hungría, entre otros. Según la Dirección General de Tráfico, del total de coches hay más de 12 millones con una antigüedad de más de 10 años. En cuanto a vehículos pesados, la edad media de los españoles es de 12,6 años, mientras la media europea es de 11,7 años; y en el conjunto de motocicletas la media nuestra es de 14,7 años, siendo la más antigua de los grandes mercados de la UE.

Hechas estas consideraciones también conviene conocer que la edad media de las motos que sufren accidentes es de 12 años, y por tanto la mayoría de ellas no disponían de elementos de ayuda a la conducción que disminuyen el riesgo. Si tenemos presente que en lo que se refiere a turismos la tasa de fallecidos y heridos hospitalizados por 100.00 habitantes se incrementa de forma significativa en función de la mayor antigüedad del vehículo, se puede afirmar que bajo el firme compromiso de la ONU, la UE y España en materia de Seguridad Vial existe un problema estructural de la movilidad en nuestro país sobre el que se debe actuar y aprovechar el momento para afrontarlo con el consiguiente beneficio social y económico.

También conviene tener presente que durante el primer semestre del 2020 la antigüedad media de los coches de ocasión que se vendieron superó los 11 años, siendo el mercado entre particulares el 56% del total.

Así, por tanto, es necesario destacar que aunque lograr una movilidad más limpia debe considerarse como elemento básico en la reforma estructural de la movilidad en España, la seguridad de los vehículos que transitan es factor tan importante como el primero. Si el objetivo medioambiental está en función de la aceptación de un producto de cierta novedad por el mercado que depende de factores de distinta naturaleza -desarrollo tecnológico, factor precio, despliegue de red de puntos de recarga-, la antigüedad del parque y el riesgo para la seguridad que ello significa solo depende de un decidido compromiso de los responsables políticos, que deben considerar el problema digno de actuación inmediata de forma continuada en varios ejercicios económicos con el suficiente impulso y seguridad jurídica, de tal manera que favorezca cuantas más operaciones de sustitución de coches viejos por otros más nuevos.

Plan de renovación, como compromiso para mejorar la seguridad vial

Por tanto, esta urgente necesidad reclama, como en toda reforma estructural, un modelo normativo seguro y estable, fácil de gestionar, que considere todas las opciones de motorización posible siempre que se mantenga en parámetros de contaminación aceptada por la UE; que afecte a todo tipo de vehículos incluidos aquellos de menos de 5 años y que formen parte del mercado secundario; que contemple la capacidad de renta del beneficiario del apoyo; el tipo de vehículo que sustituirá al antiguo; y el necesario achatarramiento del vehículo viejo para lograr la rebaja de la edad media del conjunto y, por ello, vehículos más seguros en circulación.

En esta situación es absolutamente obligado reclamar sin posible excusa un Plan de Renovación del Parque Móvil de España como compromiso inequívoco del Gobierno con la Seguridad Vial. No hay razón alguna para eludir esta responsabilidad que en ocasiones da lugar a tragedias evitables, y que además es absolutamente coherente y compatible con los objetivos medioambientales, así como con el impulso de la recuperación de nuestra economía.

Los distintos departamentos ministeriales tendrán objetivos según su naturaleza, y algunos de ellos no pueden eludir su compromiso con la Seguridad Vial y el estímulo a la actividad económica de un amplio tejido económico y social que existe en torno a la movildiad.

*Teófilo de Luis es presidente de la Alianza por la Seguridad Vial.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon