¿Pagaremos por el uso de las vías de gran capacidad?
CAMBIO DE TITULARIDAD

¿Pagaremos por el uso de las vías de gran capacidad?

El posible cambio en la titularidad a favor del Estado en las autopistas que hoy operan bajo concesión administrativa podría llevar al pago por uso de este servicio.

Teófilo de Luis*

13 de Marzo 2021 11:25

Comparte este artículo: 16 0

La red de carreteras del Estado, que administra el ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda urbana, es de 26.403km y recoge el 53% del tráfico total y mas del 63% del trafico pesado. De toda esta red hay más de 12.000 km de vías de gran capacidad, autopistas, autovías y vías multicarril. De ello y según fuentes solventes algo mas de 3.000km son las vías de gran circulación de pago en España.

En Europa no existe un modelo de gestión único de este tipo de infraestructuras, algunos paises tienen la red de gran capacidad de pago y otros tienen una parte de ella gratuita.

Desde el ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda urbana se ha dicho que la asunción de la titularidad por el Estado de autopistas que hoy operan bajo concesión darán lugar a un incremento notable en los gastos de conservación, que hoy afrontan los gestores privados, y en un nuevo escenario tendría que afrontarse desde el Estado. Ello significaría a un incremento de gasto en el Presupuesto que como se acepta de forma general tiene que asumir el gran peso que significan los gastos sociales; sanidad, dependencia, discapacidad, paro entre otros que siempre son prioritarios en cualquier gobierno de nuestra democracia al margen de ideologías.

Esta nueva tensión en el gasto publico pudiera afrontarse con un pago por uso, que según el Ministerio, representaría un cambio estructural de calado y por ello requeriría un amplio consenso político.

Quizás antes de nada convendría responder a dos preguntas:

- ¿Es oportuno en este momento incrementar el nivel del gasto público y por ello exigir una mayor aportación a los contribuyentes?

- ¿Cuál es la razón por tanto en este momento, para eliminar el sistema de concesiones, que asegura una comunicación segura y fluida, con vías alternativas sin peaje y que evita el incremento del gasto público?

Según Seopan, desde el sector de construcción de infraestructuras cobrar por uso obligaría a la tarificación de todas las vías de gran capacidad del país y según noticias aparecidas en medios de comunicación cobrando 9 céntimos por Kilometro podría generar un montante de ingresos adicionales superior a los 12.000 millones.

La cuestión seria en este modelo imponer una tasa para usuarios de esta vía que solo se pudiera gestionar de forma ágil ampliando el pago de una cierta cantidad a todo usuario de vías de gran capacidad. Ello viene a ser un aumento de los kilómetros en el modelo actual de autopistas. Este aumento de coste para el contribuyente hoy no parece sea el momento oportuno ni siquiera para plantearlo.

No es el momento adecuado

El cambio de un modelo que funciona aceptablemente no debe modificarse con cargo al esfuerzo de empresas y ciudadanos en un momento en el que es necesario impulsar la actividad en España y tanto empresas como ciudadanos en muchos casos, por desgracia, carecen de margen para asumir nuevos costes.

Si la razón de cambio de modelo obedece a determinadas compromisos políticos o responde a la intención de transmitir a la opinión pública la liberalización de peajes conviene hacer saber que lo que significaría seria ampliar el pago por uso a más kilómetros de vías.

Dado las dificultades actuales tanto por el comprometido crecimiento del Producto Interior Bruto de España, su repercusión en el nivel de ingresos públicos, el incremento de gastos en el presupuestos por la difícil situación social del país y la oportunidad de hacer nuestra economía mas fuerte con la debida aplicación de los fondos europeos para la recuperación económica de Europa, la medida en cuestión parece al menos poco oportuna ante el inconveniente que significaría para nuestro desarrollo.

Parece por tanto recomendable que en estos momentos de turbulencias no hacer cambios de este calado, tampoco la situación política favorece, y en cambio si es necesaria la correcta aplicación de los fondos europeos en una modernización de nuestra economía que logre hacerla más fuerte y ser riguroso en la eficacia en las políticas de gasto publico.

*Teófilo de Luis es presidente de la Alianza por la Seguridad Vial.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon