Oportunidad histórica
FÁBRICA DE BATERÍAS

Oportunidad histórica

Hay que aprovechar la oportunidad que genera el consorcio entre VW e Iberdrola, con ayuda del Gobierno para crear una fábrica de baterías.

Ángel Carchenilla

Ángel Carchenilla

21 de Abril 2021 17:41

Comparte este artículo: 6 0

Es notorio que la fabricación de vehículos eléctricos y baterías en España, por parte del grupo Volkswagen, está bastante encarrilada. De hecho, su consejero delegado, Herbert Diess, cifra la inversión que el consorcio alemán destinará para la transformación de Seat Martorell en su centro de vehículos eléctricos en 2.400 millones de euros. Una cantidad que representa casi la mitad de los 5.000 millones que Seat anunció que estaba dispuesta a invertir en los próximos cinco años. También Diess dejó muy claro su apuesta por nuestro país, en el que el grupo cuenta con diferentes fábricas de vehículos y componentes, además de tener unos profesionales capaces de transformar sus instalaciones para la producción de coches cien por cien eléctricos en el menor tiempo posible. Así mismo, considera que tanto dentro como fuera de España existe un mercado potente para eléctricos del tipo Volkswagen Polo y T-Cross, Seat Ibiza y Arona, Audi A1 y otros que están por venir.

Estos son vehículos que el grupo quiere fabricar en nuestro país, siempre, claro está, que cuente con los apoyos gubernamentales necesarios y parte de los fondos europeos para relanzar la economía tras la pandemia. En este punto, el consorcio alemán alerta que somos sus principales candidatos, a condición de tener una fábrica de baterías, pero avisa de que Portugal y Francia también están en la parrilla de salida.

Que la política no lo estropee

Por eso, bienvenido sea el recién creado consorcio formado por Volkswagen e Iberdrola, con ayuda del Gobierno y la futura incorporación de otros socios para la creación de una gran fábrica de baterías de litio en suelo español. Especialmente si tenemos en cuenta que el litio, también llamado popularmente 'oro blanco', reposa copiosamente en el subsuelo de varias zonas de nuestro país, como son Extremadura, Galicia o Castilla y León. Por ejemplo, solo en la mina cacereña de Valdeflórez calculan que saldría litio para fabricar 10 millones de baterías de coches eléctricos. Aragón, Cataluña, Extremadura, País Vasco, Galicia y la Comunidad Valenciana no sólo han mostrado interés para montar la fábrica de baterías, sino que, además, tienen razones poderosas en todos los casos para poder conseguirlo. Una cosa está clara, la batalla por montar esa planta y explotar prometedoras minas de litio está servida. Ojalá que los habituales chalaneos políticos no lo estropeen y se valore que este país es el segundo productor de automóviles de la UE y estamos ante una oportunidad histórica.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon