Objetivo: restringir los coches en Madrid
CORTES DE CALLES, MULTAS...

Objetivo: restringir los coches en Madrid

Antecedentes como el 'día de la movilidad', corte de la Gran Vía incluido o las restricciones de tráfico los domingos en el Paseo del Prado muestran las intenciones del Ayuntamiento de Madrid.

Ángel Carchenilla

Ángel Carchenilla

18 de Noviembre 2015 12:56

Comparte este artículo: 0 0 0

Vaya por delante que a un servidor le tocó sufrir, en vivo y en directo el infernal e impresentable atasco de cuatro horas de hace unas semanas en Madrid. Entiendo que circunstancias como el chaparrón de primera hora y algún que otro coche parado por avería y colisión no ayuda a un tráfico fluido, pero de ahí a estar atrapado durante horas, de colapso total, en plena M-40, hay un gran trecho. Especialmente si la Policía Municipal brilla por su ausencia y los paneles informativos, ésos que cuestan un dineral, permanecían apagados en una ratonera que no permitía ningún tipo de salida. En resumen, fueron miles de horas de trabajo perdidas, un aumento considerable de la contaminación y concretamente en mi caso, la pérdida de dos vuelos que por obligación tenía que coger.

Con todo, los ciudadanos conductores no hemos recibido explicación alguna de ninguno de los múltiples departamentos o concejalías (Movilidad, Tráfico, Transporte Público, Urbanismo...), que la regidora tiene para estos menesteres. Por ello, empiezo a maliciarme que el millón de coches que al día circulan por Madrid, están considerados como el enemigo a doblegar por el actual Ayuntamiento. No sólo por la falta de reacción en esa jornada, sino también por antecedentes como del mal llamado 'día de la movilidad', con corte de la Gran Vía incluido o las restricciones de tráfico domingueras en el Paseo del Prado. Son ocurrencias que poquito a poco marcan una pauta de conducta de un Gobierno Municipal que está dispuesto a poner de forma progresiva todo tipo de restricciones al vehículo privado.

Crecen los radares

De ahí también la vuelta de tuerca en los nuevos protocolos de choque contra la contaminación, con medidas  drásticas para la circulación de los automóviles en Madrid. O la constante multiplicación de los radares en la calle 30, por los que el Ayuntamiento sancionó en cinco meses a 108.500 conductores por exceso de velocidad, de los 159.600  totales. Es fácil y populista decir que hay que dejar el coche en casa, pero estaría bien tener en cuenta que somos  muchos los que lo necesitamos y pagamos un alto precio en impuestos por ello. Todos debemos contribuir a mejorar el medio ambiente, pero por favor, sin criminalizar ni penalizar a los conductores por sistema.

Artículos recomendados

Sigue Motor16