¿Nos montamos en la ola?
AYUDAS EUROPEAS PARA LA RENOVACIÓN DEL PARQUE AUTOMOVILÍSTICO

¿Nos montamos en la ola?

Con la aprobación del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y el compromiso de la Unión Europea para ayudar a los países tras el COVID-19, tal vez es momento de pedir que la UE apoye la renovación del parque automovilístico, para rebajar emisiones, aumentar seguridad y apoyar a nuestra industria.

Teófilo de Luis Rodríguez

26 de May 2020 11:16

Comparte este artículo: 26 0

El pasado Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de Ley de Cambio Climático, que por lo que se conoce por los medios de comunicación sigue la senda de los dos anteproyectos anteriores remitidos al Congreso.

El texto en cuestión establece una vez más ciertas disposiciones que afectan a la movilidad con marcado acento en el coche eléctrico y restringiendo las motorizaciones tradicionales, e incluso impone, en función de las ventas, la obligación de instalar en las gasolineras puntos de recarga para coche eléctrico. Según las mismas fuentes, en la tramitación parlamentaria se podría contemplar un incremento de la reducción de emisiones de gases efecto invernadero para el 2030 y establece cero emisiones en turismos y vehículos comerciales para el 2050. Es evidente que las disposiciones contenidas en la ley exceden al ámbito de la movilidad y afectan también a la generación de energía, la industria y cualquier actividad que genere emisiones.

Dejando a un lado la oportunidad en un momento muy difícil para España, puede ser interesante hacer ciertas reflexiones.

Es claro el interés de todos por un entorno mas limpio y saludable en toda la tierra, como también es claro que no es Europa el foco contaminador principal a nivel mundial. También hay que reconocer que la movilidad no es el único foco contaminante, la generación de energía, la actividad industrial y otros servicios para el conjunto de la ciudad como las calefacciones deben ser objeto de consideración.

Apoyo europeo para recuperar la economía

Ante la situación actual que afecta a España como consecuencia del COVID-19 y coherente con el espíritu del anteproyecto de Ley Cambio Climático, dado el compromiso de la Unión Europea de aportar auxilio a las dañadas economías de Europa, podría ser de interés presentar ante la Comisión todo un conjunto de acciones que pudieran merecer el apoyo del presupuesto de la Unión, no solo para reactivar la economía, hoy con riesgo de colapso, sino para trabajar con solidez por un aire más limpio y a la par mejorar la competitividad de la economía española.

Así pues parece recomendable todo el esfuerzo para lograr que Europa, con cargo a los fondos para la recuperación de la economía afectada por el COVID-19, apoye la renovación del parque móvil, por seguridad y conservación además; el despliegue de puntos de recarga en todo el territorio nacional y así facilitar la entrada en la circulación de vehículos con nuevas motorizaciones; la formación de la mano de obra que presta servicio para la reparación y conservación de los nuevos vehículos; y la sustitución en origen por energías alternativas que puedan abaratar el coste de esta en nuestra industria y otros servicios a la par que disminuir emisiones.

Es así, por tanto, que puede ser una buena ocasión para aprovechar el momento y contribuir a una eficaz y potente política de apoyo en beneficio de las bajas emisiones, actuando sobre todos los focos de origen y además abaratar la energía si se recurre al autoconsumo, en toda nuestra estructura industrial y contribuir a un incremento de seguridad vial en nuestras carreteras.

Teófilo de Luis Rodríguez

Expresidente de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de los Diputados. Impulsor de la Alianza por la Seguridad Vial

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon