Los retos del nuevo presidente de Volkswagen
CAMBIOS EN EL GRUPO ALEman

Los retos del nuevo presidente de Volkswagen

El Grupo VW afronta una nueva etapa con Herbert Diess, especialista en establecer objetivos que mejoran la imagen de las marcas.

Ángel Carchenilla

Ángel Carchenilla

6 de Junio 2018 14:30

Comparte este artículo: 4 0 0

Los que le conocen, y especialmente los que han trabajado con él, cuentan que Herbert Diess, nuevo máximo responsable del Grupo Volkswagen es un férreo administrador de costes de producción y un eficiente especialista en establecer objetivos que mejoran la imagen de las marcas y aumentan las ventas. De hecho, en su primera comparecencia, tras su reciente nombramiento, mostró las líneas a seguir en el futuro, reforzando todavía más la electromovilidad, perfeccionando la digitalización en el automóvil y el tráfico, además de una mayor oferta de servicios. Tiene como meta "convertir al Consorcio Volkswagen en un gran líder industrial gracias a la rentabilidad, la innovación y la sostenibilidad". También anunció la posibilidad de llevar a cabo proyectos de colaboración tecnológicos con otras marcas, dado que la magnitud de las inversiones en innovación del grupo está a la cabeza de la mayoría de los fabricantes.

En cuanto a la reorganización, además de confirmar a Rupert Stadler (presidente de Audi), Oliver Blume (presidente de Porsche) y él mismo, como supervisores de marketing y ventas, producción e I+D, ha distribuido las 12 marcas en cuatro grupos. En uno las generalistas, con Volkswagen, Seat, Skoda y Volkswagen Vehículos Comerciales. Otro lo formarán Audi, Ducati (motos) y Lamborghini, que estarán enlazados con el de marcas de lujo: Porsche, Bentley y Bugatti. El cuarto será el de Volkswagen Trucks&Buses con las marcas Scania y Man y el propósito de sacarlas a bolsa. También se ha creado una unidad especial para el mercado chino, donde las ventas representan casi el 50 por ciento de la totalidad del grupo.

España, en el mejor momento

En cuanto a España, con marcas en el grupo bajo la dirección del nuevo consejero delegado, para Herbert Diess, quien habla perfectamente español, la situación no puede ser mejor. Seat está en el mejor momento de su historia en resultados y ventas, con beneficios de 281 millones en 2017 y su mejor dato de producción desde 2001, con 468.400 vehículos.

Mientras que en la factoría de Landaben (Navarra) están previstas para 2018 una de las cifras más altas con 350.000 unidades producidas. Por otro lado, el nuevo hombre fuerte del grupo admite que el 'dieselgate' ha hecho mucho daño a la imagen de la compañía y está dispuesto a recuperar la confianza perdida, a pesar de los recientes registros de la fiscalía alemana en las dependencias de Porsche.

Artículos recomendados

Sigue Motor16