La industria del motor progresa adecuadamente
VENTAS Y PRODUCCIÓN EN 2017

La industria del motor progresa adecuadamente

Con unas ventas que crecen un 7 por ciento respecto a 2016, parece que el sector del automóvil deja atrás los malos tiempos.

Ángel Carchenilla

Ángel Carchenilla

10 de Enero 2018 13:15

Comparte este artículo: 0 0 0

Sin lugar a dudas, los datos sobre la evolución del sector automovilístico español en 2017 muestran una más que razonable mejoría. De hecho y a pesar de los constantes ataques de las diferentes administraciones al automóvil, la adquisición de vehículos crece y goza de buena salud. Según los últimos indicadores, el mercado nacional cerrará el presente ejercicio con unos 1,23 millones de turismos y todoterrenos vendidos, lo que significa un 7% más que el ejercicio anterior. Un dato especialmente positivo si tenemos en cuenta que las ayudas públicas a la compra (PIVE), brillan por su ausencia desde hace más de un año. De ahí que las ventas a particulares, siendo buenas, representen el 52% y estén tres puntos por debajo de las cifras de 2016.

Diferente ha sido el satisfactorio comportamiento de las empresas, con un crecimiento en sus compras del 13 %. Otro tirón importante ha sido el de los alquiladores, con unas matriculaciones en torno a las 250.000 unidades entre turismos y vehículos comerciales. Esto representa un 18,5% del mercado total. Tampoco les ha ido mal a los concesionarios. Según Faconauto, en los últimos tres años se han recuperado 35.000 empleos, de los que se perdieron en los tiempos duros de la crisis. Asimismo, el 53,5 % de las operaciones de compraventa de vehículos en 2017 se realizaron a través de las financieras propiedad de las automovilísticas.

La producción desciende un 1 por ciento

Más desfavorables son los indicadores de la producción de coches en España, con el primer descenso de los últimos cinco años. En total estará en torno a los 2,87 millones la cifra de unidades fabricadas, lo cual, sin ser dramático, significa un 1% menos respecto a los vehículos que se montaron en 2016. La causa de esto hay que buscarla en la menor demanda en mercados como el británico (Brexit), el turco además de la preparación en las grandes plantas de montaje para la llegada de nuevos modelos de gran volumen. En resumen, que el sector empieza a dejar atrás los malos tiempos, progresa adecuadamente y va a por nota en 2018. Ahora solo hace falta que las administraciones persigan menos al automovilista y cumplan con la promesa pendiente de eliminar los impuestos de matriculación y circulación. 

Artículos recomendados

Sigue Motor16