Espaldarazo a los eléctricos
PLANES DE APOYO

Espaldarazo a los eléctricos

Para la difusión de los eléctricos hacen falta incentivos fiscales para los compradores, y la definitiva creación de una red de recarga a la altura.

Ángel Carchenilla

Ángel Carchenilla

13 de Marzo 2021 11:14

Comparte este artículo: 0 0

Espero equivocarme, pero presiento que muy poco va a cambiar la situación en la venta de coches en los próximos meses. Todas las asociaciones del automóvil se han dirigido en innumerables ocasiones a la Administración en busca de posibles soluciones que frenen el desastre y la pérdida de puestos de trabajo, pero la inacción del Gobierno sobre el sector industrial más importante del país no es fácil de entender. Recientemente los concesionarios (Faconauto) han sido los que, por medio de su presidente, Gerardo Pérez, calificaron la situación de 'catastrófica', ya que si en enero la caída de las ventas fue del 50 por ciento, en los veinte primeros días de febrero estaba en torno al 40 por ciento. Denuncian que, si el pasado año perdieron 8.075 empleos, este año puede estar en torno a los 18.000, si no se logra superar el millón de matriculaciones y un crecimiento del 18 por ciento. Entiendo que una parte importante de la situación viene de la mano de la evolución de la Covid.

Considerando que un mejor entendimiento de la famosa cogobernanza y el desarrollo de la vacunación pueden acabar con los toques de queda, reducir los cierres perimetrales y favorecer la utilización del coche para viajar y disfrutar. Por eso no responsabilizan al Ejecutivo, aunque podrían, de la mala organización para combatir el virus. Sí lo hacen de la gestión de unos recursos que puedan paliar al máximo la continua caída del mercado. No tiene sentido que el Gobierno suba los impuestos de matriculación a más de la mitad de los coches que se comercializan, amparándose en las nuevas mediciones de emisiones de WLTP, mientras países vecinos como Francia y Portugal lo dejan para mejor ocasión.

Una red de recarga a la altura

Como tampoco lo tiene crear un plan Renove 2020 para la compra de vehículos nuevos, tan intencionadamente desastroso que solo se empleó el 16 por ciento de los 250 millones de euros y así retornar el sobrante a las arcas del Tesoro. Exactamente igual ocurre con los 100 millones del Moves II, que es tan complejo que ni los concesionarios lo entienden, y además repartido entre las comunidades en función de la población, no del mercado. De hecho, Madrid recibió el 15 por ciento, cuando en 2020 vendió el 48 por ciento de eléctricos; en cambio, Andalucía obtuvo 15 millones con una cuota de mercado del 7 por ciento. Con todo, y en un mercado donde los coches eléctricos representan el 2,1 por ciento del total, el Gobierno ya ha anunciado el Plan Moves III, dotado con al menos 400 millones de euros y la posibilidad de duplicarlos.

Solo queda esperar que los puntos de recarga rápidos pasen de los 6.500 actuales a los 110.000 necesarios para abastecer la demanda prevista. Por cierto, que tal y como pide la asociación de fabricantes (Anfac), es necesario ayudar con incentivos fiscales, como la exención del IVA, tanto a los compradores de este tipo de vehículos como a los que apuestan por invertir en estas infraestucturas.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon