El post Brexit
REPERCUSIÓN EN EL MUNDO DEL AUTOMÓVIL

El post Brexit

Por si el Brexit no era suficiente complicación, Boris Johnson anuncia la prohibición de diésel, gasolina e híbridos desde 2035.

Ángel Carchenilla

Ángel Carchenilla

19 de Febrero 2020 12:36

Comparte este artículo: 0 0

Vaya por delante que para mí el Brexit es como romper con un socio, pareja o conocido del que nunca termina uno de fiarse. Su sentido nacionalista, unido a un arrogante complejo de superioridad cargado de antieuropeísmo, fue siempre la mejor demostración de que Gran Bretaña tenía un pie dentro y otro fuera de la UE. De ahí que después de 47 años de participar en la construcción del proyecto político y económico más importante de la historia reciente, metan la marcha atrás y opten por la ruptura. Por ello, una vez consumada la salida, llega la expectación y preocupación de empresarios y ciudadanos por conocer las consecuencias de las diferentes negociaciones entre el gobierno británico y las autoridades europeas. En este sentido, toca un periodo de transición que teóricamente concluye el 31 de diciembre de este año e implica multitud de áreas, entre las que se encuentra la industria del automóvil, precisamente una de las más afectadas por el Brexit.

De hecho, desde que comenzó hace tres años el sinuoso camino de salida, el descenso de este sector fue constante, siendo el remate el ejercicio 2019, con un cierre de 1,3 millones de vehículos fabricados en Reino Unido, lo que supone una caída del 14,2 por ciento. Un descalabro que según la Asociación de Fabricantes y Comerciantes del Motor (SMMT) del Reino Unido, arrastra la producción al nivel de hace una década. Por eso este organismo, que cuenta con más de 180 años de historia, le pide al gobierno actual "un acuerdo que tenga las mínimas barreras y que garantice el libre comercio, para que todas las partes puedan beneficiarse".

Las marcas buscan salidas

Recordemos que en la actualidad las marcas que más han rebajado su producción respecto al año anterior han sido Honda, con un 32,2 por ciento, Nissan un 21,6 por ciento, Vauxhall un 29,3 por ciento y Toyota un 14,7 por ciento. Un panorama bastante complicado si tenemos en cuenta que Honda dejará de producir en Reino Unido en 2021, PSA tiene que decidir qué hacer con la producción de Vauxhall/Opel Astra y Nissan ya se llevó el X-Trail a Japón.

Además, para agravar más la situación, a este sector que emplea un millón de trabajadores, horas después de ejecutarse el Brexit y con un gran berrinche de la patronal de fabricantes, Boris Johnson ha anunciado que prohibirá las ventas de coches diésel, gasolina e híbridos a partir de 2035, en contra de lo fijado por la CE para 2040. En lo que respecta a España el intercambio comercial mejoró en 2019 respecto al año anterior. De hecho, los británicos importaron 284.727 automóviles, un 18,9 por ciento más, y exportaron a nuestro país 35.984 unidades, que representan un 4,2 por ciento más. En este punto merece la pena tener en cuenta que mientras la mitad de las exportaciones del Reino Unido tienen como destino la UE, las exportaciones europeas hacia Gran Bretaña son, aproximadamente, el 10 por ciento del total de la Unión.

Artículos recomendados

Sigue Motor16