Conducción eficiente: todo lo que debes saber
CONSEJOS

Conducción eficiente: todo lo que debes saber

¿Qué podemos hacer para conseguir una conducción más eficiente y que cuide el medioambiente? Estos consejos te ayudarán a cuidar el planeta.

Onroad

19 de Octubre 2021 09:31

Comparte este artículo: 44 0

El próximo domingo 24 de octubre se reivindica la lucha por el planeta con el Día contra el Cambio Climático. Uno de los mayores problemas actualmente radica en las emisiones de dióxido de carbono, que contribuyen al efecto invernadero. Para ayudar a reducirlas, una de las claves en el sector de la movilidad es la conducción eficiente o ecológica. Alexey Pérez, profesor de la autoescuela digital Onroad, responde a todas las preguntas sobre este tipo de conducción.

- Los coches causan más del 60% de las emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera. Un litro de gasolina produce más de 2 kg de este gas.

- De cara al Día contra el Cambio Climático, Alexey Pérez, profesor de la autoescuela digital Onroad, da los mejores consejos para conducir de forma eficiente y ecológica.

- La conducción anticipatoria es la clave para llevar el coche de forma segura, cómoda, ecológica y económica.

- Existen sistemas tecnológicos añadidos a los vehículos que contribuyen a reducir las emisiones, pero no son lo suficientemente eficaces sin los buenos hábitos del conductor.

Un litro de gasolina produce más de 2 kg de dióxido de carbono en la atmósfera. En 2016, en Europa los coches causaron más del 60% de este gas, que contribuye al efecto invernadero. Un viaje de Madrid a Barcelona, por ejemplo, supone una emisión de 73 kg. Con la conducción eficiente se puede ahorrar hasta un 15% del combustible. Así, los conductores contribuyen a reducir las emisiones y a cuidar más el planeta.

¿Qué es la conducción eficiente? Onroad, autoescuela digital, está comprometida con la formación vial completa. Esto implica no solo aprobar un examen, sino enseñar a los futuros conductores del país a conducir de la forma más segura y eficiente posible. Alexey Pérez, profesor de Onroad, aclara que esta conducta al volante se basa en reducir lo máximo posible los gases contaminantes que expulsamos a la atmósfera. Este tipo de conducción se denomina anticipatoria, porque consiste en anticiparse a lo que el vehículo se va a encontrar. Por ejemplo, dejar de acelerar varios metros antes de llegar a un semáforo para así no tener que dar un frenazo. Esta anticipación es el antónimo de la conducción agresiva: esa forma de llevar el coche con prisas, acelerones y frenazos.

¿Cuáles son las técnicas o consejos para llevar a cabo una conducción eficiente?

Existen sistemas y tecnologías aplicables a los vehículos que contribuyen a reducir las emisiones. Por ejemplo, el sistema AdBlue es un añadido que elimina los óxidos nitrosos, una sustancia nociva tanto para los humanos como para el medio ambiente, y los transforma en oxígeno y nitrógeno, gases inocuos. Por otro lado, la tecnología Start-Stop sirve para detener el motor del vehículo cuando se detiene en un semáforo, en una retención o en punto muerto. De esta forma, se reduce de manera considerable la contaminación del vehículo.

Aun así, Alexey Pérez recuerda que estos dispositivos añadidos sirven de poco sin unos buenos hábitos por parte del conductor. Con el estrés del día a día, a menudo la costumbre es levantarse justo de tiempo, ir con mucha prisa, alterarse ante un atasco o retención y conducir de forma agresiva. Todos estos factores no solo tienen efecto en la salud y la calma del conductor, sino también en el medio ambiente. Y, aunque muchas personas lo desconocen, es un factor crucial para la economía.

La conducción ecológica es más beneficiosa para el planeta, pero también es más cómoda, segura y barata para el conductor. ¿Cuáles son los mejores consejos para adaptarse a este tipo de conducción?

Alexey Pérez recomienda adoptar hábitos como evitar acelerones o frenazos, apagar el motor cuando sea necesario o reducir el consumo de aire acondicionado, el elemento que más combustible gasta en el vehículo. También es bueno cambiar de marcha cuando sea necesario y no apurar las más bajas. Por ejemplo, en los motores de gasolina hay que cambiar cuando las revoluciones oscilan entre 2.000 y 2.500, y, en los de diésel, cuando están entre 1.500 y 2.000. De lo contrario, el coche se ve obligado a consumir más para lograr la velocidad que requiere.

El mantenimiento del coche es otro elemento crucial en el ahorro de combustible. Por ejemplo, un neumático con la presión inadecuada consume hasta un 5% más que en un buen estado. Por otro lado, equipar el coche en exceso o usar bacas y sistemas del estilo también eleva el gasto. Además, se debe tener en cuenta el uso de las ventanillas. Dentro de poblado no supone un problema tenerlas bajadas, pero a altas velocidades como en autovía, autopista o carreteras nacionales se recomienda dejarlas cerradas. De lo contrario, por la aerodinámica el viento frena el vehículo y este requiere de mayor consumo para seguir circulando.

En definitiva, se puede contribuir en la lucha contra el cambio climático de diversas formas. Si se dispone de un coche con diésel o gasolina, la mejor de ellas es la conducción eficiente. La tecnología y los sistemas añadidos al vehículo son un buen aliado, pero no hay que dejar de lado los buenos hábitos del conductor, que ayudarán a llevar a cabo una conducción ecológica.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon