Cuando la realidad supera a la ficción
CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

Cuando la realidad supera a la ficción

El viaje entre Vigo y Madrid de un coche de PSA Peugeot Citroën sin un conductor al volante, es un hito que, además, nos abre de par en par las puertas del futuro.

Ángel Carchenilla

Ángel Carchenilla

29 de Diciembre 2015 08:53

Comparte este artículo: 16 0 0

Me refiero, como habrán podido adivinar, a lo que considero es uno de los más grandes acontecimientos en la historia de la automoción de España. Se trata del vehículo desarrollado por PSA Peugeot Citröen que ha realizado un trayecto por primera vez sin intervención humana por carreteras y calles abiertas de nuestro país. Fueron 599 kilómetros, entre la planta que el grupo tiene en Vigo y la que tiene en Madrid, con un prototipo que él solito gestionaba la velocidad, los cambios de carril y los adelantamientos. Está dotado de tecnología punta, como lo último en sistema de navegación GPS, radares, cámaras digitales, sensores y avisadores que detectan y previenen tanto de los peatones como los obstáculos y otros vehículos. Y todo adaptándose con exactitud a los límites de velocidad y la situación de las infraestructuras.

Muchos retos pendientes

En este punto es obligado recordar que todavía son muchos los retos pendientes de solución hasta que el deseado coche robot sea una realidad al alcance de la mayoría de los usuarios. Una cosa si está clara, todos los grandes constructores y tecnológicas son conscientes de que están en la antesala de un cambio total en la movilidad y conectividad. Es como si la vida real superara y dejara pequeña la ficción. Vehículos inteligentes y cómodos que permitan al conductor viajar sin manejar el volante, mientras utiliza el teléfono, chatea o repasa documentos del trabajo. Coches que cambian de carril, buscan rutas alternativas en los atascos y evitan los accidentes gracias a la comunicación entre coches e infraestructura.

Cuestión importante si tenemos en cuenta que según la Organización Mundial de la Salud, los conductores somos los responsables del 90 por ciento de los accidentes. En definitiva que el coche del futuro está en marcha y los cambios serán tan drásticos como revolucionarios, empezando por las carreteras, ciudades y continuando por la legislación, compañías de seguros y normas de tráfico, entre otras muchas cosas. Por otro lado y con permiso de los amantes del mínimo esfuerzo, a los que nos gusta conducir, tendremos posibilidad de hacerlo, ya que en todo momento, el conductor tiene el control del vehículo tan pronto como toca el volante o los pedales.

Y así debería ser siempre, por mucho que avance la tecnología, para que nunca se pierda el placer que para muchos sigue siendo coger un volante.

Artículos recomendados

Sigue Motor16