Bugatti Chiron. Así son sus pinzas, creadas en impresora 3D
DE 4,9 A 2,9 KILOS

Bugatti Chiron. Así son sus pinzas, creadas en impresora 3D

Bugatti ha comenzado a experimentar con la impresión 3D. Se alía con los especialistas de Laser Zentrum Nord para crear estas impresionantes pinzas de freno, que se fabrican en titanio y ahorran dos kilos por rueda.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter Google+

23 de Enero 2018 18:00

Comparte este artículo: 8 0 0

Las impresionantes cifras que rodean al superdeportivo Bugatti Chiron parecen no tener fin. Su equipo de frenos puede parecer una pieza insignificante en el conjunto total del vehículo, pero se trata de un elemento de un tamaño sobrenatural y sobre todo, de alta tecnología.

Los frenos que utiliza esta criatura de los chicos de Molsheim son los más grandes utilizados en el mundo del automovilismo. Sus pinzas de freno se elaboran con una aleación de aluminio de alta resistencia, con ocho pistones en las usadas en el eje delantero y con seis pistones en el trasero, las cuales 'muerden' unos gigantescos discos fabricados en material carbocerámico.

De 400 km/h a 0 en 491 metros

Semejante equipo de frenos se alía con su alerón trasero, que puede ponerse de forma vertical para funcionar como aerofreno, con el fin de detener en cuestión de metros a este bólido capaz de superar con mucha facilidad los 400 km/h. Y sólo hay que ver los 491 metros que necesitó para pasar de 400 km/h a cero en su récord. Una cifra sensacional.

Pero en un desarrollo posterior, Bugatti ha comenzado a idear unas sofisticadas pinzas de freno, que han sido impresas con la tecnología 3D y utilizando el titanio como material. Estos elementos siguen siendo evaluados para la producción y ya son el componente de titanio impreso en 3D más grande del mundo.

Ahorran dos kilos por rueda

Estas pinzas de freno consiguen ahorrar peso, pues pasan de 4,9 a 2,9 kilos, una cantidad nimia para una pieza que mide 40,6 centímetros de largo, 20,8 centímetros de ancho y 13,4 centímetros de alto.

Para crear este elemento, Bugatti se alió con los especialistas de Laser Zentrum Nord. Cada pieza necesita de 45 horas de impresión en la máquina más grande del mundo de su tipo, que cuenta con cuatro láser que colocan 2.213 capas de titanio.

Los chicos de Molsheim ya ha comenzado a probarlas con el fin de llevarlas a unidades de producción del actual Bugatti Chiron o a una futura versión Super Sport. Pero estas pinzas de freno no son el único elemento que Bugatti está creando con una impresora 3D. También están trabajando en un limpiaparabrisas impreso de una manera similar que pesa la mitad que los de aluminio utilizados ahora.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16